EL BLACK FRIDAY Y EL CYBER MONDAY: COMPRAR RESPONSABLEMENTE EN REBAJAS

Pareja chico y chica

Las rebajas ya no empiezan en enero, sino a finales de noviembre. Empiezan el cuarto viernes del mes (el denominado Black Friday) y finalizan el siguiente lunes (Cyber Monday). Es un tradición importada en los últimos años de Estados Unidos que pretende atraer a los consumidores a los comercios a través de ofrecer grandes descuentos. De esta manera, consiguen adelantar y alargar el período de mayores ventas del año: la campaña de Navidad.

Las rebajas de noviembre: oportunidad o rompecabezas

Las rebajas pueden ser para nosotros una gran oportunidad o un importante rompecabezas. Sucederá lo primero si compramos a un precio inferior al normal los productos que necesitamos; en cambio, tendrá lugar lo segundo, si adquirimos bienes que no nos hacen falta. A parte de ello, el Black Friday y el Cyber Monday nos pueden permitir adquirir bastante más baratos muchos regalos de Navidad. No obstante, para poder hacerlo, necesitamos ser organizados y tener muy claro que pensamos regalar.

  • Será una oportunidad si:

  • 1) Antes de salir de compras, hacemos un presupuesto. En él debemos detallar dos grandes partidas: el dinero disponible para gastos corrientes y el que tenemos para hacer regalos.

  • 2) En el presupuesto de gastos corrientes, identificamos los productos que queremos comprar y el precio que tienen en un período normal. Después, hacemos una lista de prioridades.

  • 3) No compramos los productos más rebajados, sino los más necesarios que están bien de precio. Por ejemplo, entre un reloj para el comedor con un 10% de descuento (el segundo en la lista de prioridades) o un cepillo eléctrico con una rebaja del 25% (el penúltimo en la lista), adquirimos el reloj.

  • 4) Compramos los regalos con mayores descuentos. Exactamente la estrategia contraria realizada con los productos de uso corriente. Pero siempre que el regalo vaya a ser del agrado de aquel que lo recibe.

  • Será un rompecabezas si:

  • 1) No tenemos un límite de gasto delimitado. Es muy probable que gastemos más de lo que queríamos.

  • 2) Compramos principalmente por capricho. No adquirimos lo que necesitamos, sino lo que nos apetece en el momento. Si actuamos así, posiblemente compremos algunos bienes que ya poseemos.

  • 3) Aprovechando las rebajas de precios, compramos los regalos que más descuento tienen, pero no los productos que les gustaría a quienes pretendemos obsequiar.

  • 4) Nos ponemos ansiosos y terminamos comprando un producto que no estaba previsto porque su precio nos parece irresistible.

Gonzalo Bernardos

rebajas regalos productos oportunidad gastos black friday cyber monday gonzalo bernardos