MÁS TRANSPARENCIA, MÁS CULTURA FINANCIERA

Índice ASNEF

EL ÍNDICE ASNEF, HERRAMIENTA ÚTIL PARA COMPARAR CRÉDITOS

La falta de información o el no comparar ofertas nos lleva muchas veces a pagar demasiado por un servicio. La gran cantidad de información disponible en Internet nos debería ayudar a tomar las mejores decisiones. No obstante, a veces somos incapaces de separar la información útil de la superficial y podemos seguir tomando decisiones desacertadas.

Para evitarlo en productos de crédito existe un índice sobre tipos de interés de Asnef, asociación donde están las principales entidades financieras españolas. Dicho índice, publicado en su página web (www.asnef.com), tiene como principal objetivo permitir que los ciudadanos comparen los tipos de interés de los préstamos al consumo cuya duración excede al año y ofrecer así una mayor transparencia sobre los costes de dichos productos.

El índice Asnef: una herramienta útil

El índice Asnef indica la evolución en los últimos años del tipo de interés nominal y la TAE (tasa anual equivalente), máxima y mínima, en cuatro diferentes tipos de préstamos al consumo: los implícitos en las tarjetas de crédito (también llamados revolving), los destinados a la adquisición de vehículos, los concedidos para la compra de bienes de consumo distintos de los vehículos y los de carácter personal.

Entre el tipo de interés nominal y la TAE, siempre debemos fijarnos en la segunda ya que esta refleja realmente el coste del préstamo, al recoger por ejemplo las comisiones.

De los datos curiosos e interesantes de este índice, vemos que en las cuatro categorías de préstamos observamos una gran diferencia entre la TAE máxima y mínima, lo que significa que no todas las empresas ofrecen sus créditos al consumo al mismo precio. Del mismo modo que es muy difícil comprar una vivienda al precio más bajo de una serie histórica, conocer el momento exacto en que los precios están más bajos, también lo es conseguir un crédito al tipo de interés mínimo, pero al igual que en la compra de una vivienda deberíamos evitar contratar el crédito que cuente con una TAE mayor.

Es interesante observar que las TAE de los cuatro tipos de préstamos son distintas y que la TAE más elevada corresponde a los créditos de tarjeta (23,47% y 20,47% el tipo máximo y mínimo, respectivamente). La principal razón es que los importes concedidos son pequeños y no justificamos el uso del dinero, por lo que suelen tener mayor número de impagos. Para compensar esa morosidad mayor y el hecho de no tener un bien fácilmente embargable para los importes prestados, las entidades cobran un plus de tipos de interés a todos los clientes. Por el contrario, el préstamo para vehículos es el que tiene el tipo de interés menor (11,05% y 7,23% el tipo máximo y mínimo, respectivamente). El principal motivo radica en la menor morosidad histórica de estos préstamos y en el hecho de que si hay impago de cuotas la entidad se quedará el vehículo y podrá recuperar el dinero prestado vendiéndolo posteriormente.

Desde esta tribuna aplaudo la transparencia de iniciativas de este tipo para que todos seamos más conscientes de los diferentes tipos de préstamos al consumo que existen. También todos los agentes económicos tenemos la obligación de explicar mejor el motivo de los diferentes precios (tipos de interés) que tienen los productos de crédito. De este modo, los consumidores siempre contrataremos aquél que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Gonzalo Bernardos
20/04/2017


ASNEF Tipos de interés Gonzalo Bernardos créditos al consumo