CÓMO ACABAR CON LAS COMPRAS NAVIDEÑAS INEFICIENTES: SCROOGENOMICS

Compras navideñas ineficientes

SAN DEVOLUCIÓN ES EL DÍA MÁS ODIADO POR EL COMERCIO MINORISTA EN TODO OCCIDENTE

Ahora que han terminado las navidades es el momento de pensar en las rebajas. Sin embargo, hay entre medias un impás de tiempo que en el comercio minorista se conoce como San Devolución, que arranca el mismo día que las rebajas, el siete de enero.

Ese día se lanzan al comercio los buscadores de gangas, pero también los que quieren cambiar regalos ineficientes (no deseados o erróneos) y los que quieren o necesitan hacer caja porque han gastado más de lo que deberían (compradores ineficientes).

El asunto es tan relevante que muchos comercios, departamentos o, incluso, vendedores terminan el día con saldo negativo; esto es, el importe de las devoluciones de la jornada supera el de las ventas (a pesar de las rebajas).

La ineficiencia genera enfados

El asunto se puede valorar desde distintas perspectivas, pero quizás la que más nos afecta a todos es la de que al revisar la ecuación "Presupuesto invertido en regalos menos satisfacción por los regalos recibidos" no estemos contentos.

Joel Waldfogel, profesor de la Wharton School of Business, escribió un libro hace ya unos años titulado "Scroogenomics: Why You Shouldn’t Buy Presents for the Holidays" (Porqué no debería comprar regalos por Navidad) en el que desarrolla esta "orgía de destrucción de riqueza" que sólo en EEUU, supone unos 25.000 millones de dólares al año.

El señor Scrooge es un personaje de la obra "Cuento de Navidad" de Charles Dickens que odia la Navidad y que sirve al economista para explicar que, desde un punto de vista puramente económico, este consumo es pernicioso porque se trata de regalos no deseados (no responden a una necesidad). Como la elección no la hace quien recibe el regalo, se crean muchos errores y compras no deseadas (San Devolución).

La solución económica

La teoría económica demuestra que compramos mejor cuando compramos para nosotros mismos, por lo que estos regalos de compromiso suponen una pésima distribución de recursos (compras ineficientes). Waldfogel reconoce que los regalos a familiares directos y amigos íntimos no conllevan este margen de error, pero el resto, sí.

Según un estudio internacional realizado por las consultorías Millward Brown y TNS, el 44% de los españoles recibió en las navidades de 2009 regalos que no querían. El mismo informe desvelaba que, pese a que a menudo recibimos regalos que no nos gustan, el 58% de nosotros decide quedarse con ellos.

Alrededor de un 20% de los regalos navideños 'falla' en Europa, pero no en China. Allí, los niños reciben el 'lai see', un sobre con algo de dinero. Dar dinero o tarjetas regalo para que cada uno se compre lo que quiera, siempre es más eficiente. Y todos contentos.


scroogenomicsdevoluciónrebajascomercioregalos