¿CÓMO NOS REPARTIMOS LOS PREMIOS DELA LOTERIA (DESPUÉS DE PAGAR IMPUESTOS)?

Lotería de navidad

IMPUESTOS, DEUDAS Y CAPRICHOS ES EL ORDEN MÁS SENSATO, CUANDO TENGAMOS EL DINERO

En estos días previos a la Navidad es tradicional jugar con familiares y amigos a la Lotería Nacional, el sorteo más repartido del año, y del que son pocos los españoles que no llevan alguna participación.

Para los más jugadores, es el sorteo más incómodo del año porque aunque los premios son más altos, la forma de jugar compartiendo los décimos o, directamente, jugando a través de participaciones, hace que el posible premio quede muy repartido.

Y ese es el principal problema de jugar en familia o entre amigos: Si toca, hay que hacer las cosas de la manera más transparente posible para que un premio no se lleve -por un malentendido- una amistad de años o genere problemas en una familia hasta entonces bien avenida.

A la hora de cobrar

Ante todo, no hacer ruido. Los décimos de lotería nacional son títulos al portador y conviene no ir aireando que nos ha tocado hasta que no lo tengamos a buen recaudo en una entidad financiera.

Entendiendo que el décimo -y no las participaciones- es lo que da derecho al cobro, conviene llevar al banco a los primeros y guardar y esperar con los segundos.

Nunca prometas o te gastes lo que aún no tienes. Cuando cobres, puedes decidir; mientras no cobres, no hagas nada. Los décimos tardarás unos días en liquidarlos, las participaciones, un poco más.

Ten en cuenta que si el décimo se ha llevado un premio superior a los 2.500 euros, Hacienda se lleva un 20%... y lo cobra antes que tú.

Evitar malos entendidos

El problema es cuando tú cobras un décimo a través de tu banco y luego lo repartes. Eso, que entre amigos no es un problema, cuando hay que pagar impuestos sí lo es. Porque tú cobras tu décimo y Hacienda lo sabe. Pero cuando repartes el premio... ¿Cómo justifican tus amigos que ese dinero es de la lotería y que ya ha pagado impuestos?

Por eso, lo mejor es acudir juntos al banco y declarar que se trata de un premio compartido por X personas identificadas como Pepe, Juan y Manolo, con DNIs tal y cual. Así, Hacienda sabe el origen del dinero y todos pueden disfrutarlo sin problemas fiscales.

En caso de participaciones, el que cobra el décimo lo hace con retención fiscal para todos y, dependiendo del importe jugado puede abonarlo en efectivo. Depende del importe y del número de participaciones, pero no es normal jugar menos de un euro, porque el premio se queda en 'nada'.

Además...

Cuidado con los impuestos que se puedan aplicar en tu comunidad autónoma. Además, del IRPF pueden entrar por medio el de Sucesiones y Donaciones o el de Patrimonio (si te ha tocado bien).

Si tienes deudas, deberían ser lo primero. Unos ingresos imprevistos deben servir para tapar goteras que cobran intereses (préstamos al consumo e hipotecas) y luego, dentro del presupuesto familar, ya veremos.

Nuestro consejo a partir de ahí, es ponerse en manos de un experto financiero que nos ayude a tomar las decisiones correctas con un importe que puede exceder nuestra capacidad de planificación a medio y largo plazo.


premio participaciones décimo impuestos amigos dinero lotería banco hacienda importe deudas sorteo