LAS COMPRAS RESPONSABLES EN NAVIDAD

jovenes regalo

En los últimos años, la palabra Navidad se asocia prioritariamente a familia y consumo. El consumismo de estas fechas es debido al incremento de poder adquisitivo que supone la percepción de la paga extra y a la gran campaña publicitaria que realizan los principales establecimientos comerciales. Es la etapa del año, junto con las rebajas de enero, de mayores ventas.

Cómo seguramente vas a gastar más de lo habitual, antes de que empieces a comprar, queremos compartir una serie de reflexiones para consumir de forma responsable y tener bajo control nuestras finanzas domésticas.

Recomendaciones importantes

1) No compres más de lo que te puedes permitir. Si así lo haces la cuesta de enero, te parecerá el Everest. Haz un presupuesto realista de lo que puedes gastarte en Navidad y divide los gastos en dos grandes bloques: consumo alimentario y regalos.

2) No compres por impulso. Si así lo haces, puedes pagar un sobreprecio, pues dos diferentes establecimientos pueden tener el mismo producto a un distinto precio.

3) No trates de impresionar a tu familia con comidas o regalos que hagan sobrepasar tu presupuesto. Ellos te conocen y te quieren por cómo eres y no por lo que les regales.

En el período navideño, el dinero de las familias se gasta prioritariamente en dos artículos: alimentos y regalos. Si aplicamos las 3 recomendaciones anteriores, tendremos las siguientes ideas para llevar a cabo durante estos días y realizar unas compras responsables.

Consumo alimentario

1) No es obligatorio ganar unos kilos en Navidad. Por tanto, elabora un menú equilibrado, sin excesos. Tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán.

2) Si decidís ir a un restaurante, escoge uno al alcance de todos los bolsillos. Si no sigues este consejo, es posible que algún miembro de la familia ponga una excusa para no reunirse contigo, porque seguramente no puede permitírselo.

3) No es imprescindible comer en Navidad los productos más caros. Si deseas darte ese capricho siempre puedes sustituir el mismo producto fresco por uno congelado. La diferencia de sabor puede quedar más que compensada por la disparidad de precio.

Para los que compran regalos

1) Intenta regalar artículos útiles, en lugar de superfluos. No derroches el dinero simplemente por ser Navidad.

2) Si no tienes claros sus gustos, tiene dos opciones: preguntarle qué le gustaría que le regalases (pídele más de una alternativa) o procede a darle una tarjeta regalo.

3) Recuerda que en enero llegan las rebajas. Si tus familiares más próximos necesitan renovar su vestuario, tu regalo perfecto es una tarjeta regalo de su tienda preferida.

Quienes reciben regalos

1) Si vas justo de dinero, pide objetos que necesitas ya o dentro de un tiempo, aunque no sean especialmente navideños. Por ejemplo, un microondas, un reloj despertador, etc. De esta manera, evitarás realizar un gasto extra mañana.

2) No te quedes un regalo que no te gusta, pero tampoco digas que no te ha parecido bien, ya que puedes herir los sentimientos de la persona que te lo regala. Pon una excusa piadosa e intenta cambiarlo por otro de tu gusto.

3) Si sabes que la persona que te va a hacer el regalo tiene unas preferencias muy distintas a las tuyas, oriéntale. Dejar caer en conversaciones previas que es lo que te haría mucha ilusión recibir por Navidad.

Gonzalo Bernardos

compras navideñas responsabilidad presupuesto familiar regalos dinero tarjeta regalo actualidad económica navidad consumismo