¿CUÁL ES EL VERDADERO ORIGEN DEL "BLACK FRIDAY"?

Black Friday

CUIDADO CON LAS COMPRAS EN FECHAS PRE NAVIDEÑAS, QUE TE PUEDEN DEJAR SIN DINERO PARA TURRÓN

La mayoría sabemos que el Black Friday es una época, no un único día, que en la pre temporada navideña nos permite acercarnos a las tiendas a comprar con descuentos. También que, como otras tradiciones, proviene de Estados Unidos y la estamos implantando en España cada año con más claridad.

Sin embargo, ni sabemos de dónde sale realmente, ni cuál es su origen y nos limitamos a aceptar un día de compras especiales porque sí.

Uno de sus orígenes más aceptados es el de que las tiendas pasaban de números rojos (pérdidas) a números negros (beneficios), gracias a las ventas que provenían del día de Acción de Gracias (cuarto jueves de noviembre).

Otro menos fácil de aceptar es que, en torno al 1800s, los propietarios de las plantaciones podían comprar esclavos con descuento el día después del de Acción de Gracias.

Un poco más de luz

En realidad, el origen se remonta a la ciudad de Filadelfia en los años 50. Y fue la policía local la que empezó a acuñar el término de forma despectiva, pues la ciudad se convertía en un caos el día después de Acción de Gracias, por la avalancha de personas que llegaban a ver el partido de fútbol americano entre las dos grandes academias militares, que tenía lugar ese sábado.

Pasaron bastantes años antes de que el término se popularizase en todo el país. Se intentó cambiar de nombre y convertirlo en 'Big Friday' para suavizar esas connotaciones negativas, pero no se consiguió.

Sin embargo, ya en los años 80, las tiendas impulsaron la idea de los números rojos y negros, que no era negativa, y la impulsaron por todo el país.

'Black friday' hoy

En España, el término 'viernes negro' no se utiliza porque sonaría mal. Sin embargo, la idea se ha importado sin traducirla y se la vende como una época en la que las tiendas se deshacen de sus inventarios con fuertes descuentos, para dejar paso a las novedades que preparan con vistas a la Navidad.

En realidad, es un día de compras navideñas adelantadas y ya no gira en torno a la limpieza de inventarios, sino a estimular las compras con antelación. Ya no es sólo electrónica o electrodomésticos, se pueden encontrar descuentos en todo ¡y ofertas financieras para pagarlo! Que el Black Friday sea una gran oportunidad o un importante rompecabezas depende de nosotros.

Por eso hay que tener mucho cuidado y no confundir entre compras responsables y gastos responsables. Si no hay necesidad de adquirir algo concreto aprovechando esos días, mejor quedarse en casa. Salir a la caza de gangas puede hacernos un roto en el bolsillo y dejarnos sin presupuesto para la Navidad.


black fridayofertascompras responsablesgastos responsables