¿CUÁNTO PUEDE SUBIR TU HIPOTECA ESTE AÑO?

Cómo solicitar la devolución del IRPF por maternidad o paternidad

La principal referencia para calcular lo que se paga en un préstamo hipotecario es el Euribor y éste depende del precio del dinero que establece el Banco Central Europeo (BCE). Si, como parece, el BCE no subirá tipos hasta la segunda mitad del año (quizás hasta 2020), ¿subirán las hipotecas este año?

Esa es la pregunta que nos hacemos todos los hipotecados, sobre todo porque desde que el Euribor tocó fondo en la primera mitad de 2018, ha empezado una subida pausada, pero constante que ya estamos notando en el diferencial que pagamos cada mes.

Aparentemente, si la economía europea no marcha tan bien como se esperaba, ni se crea inflación (subida de precios ante el mayor consumo y el aumento de los salarios) el BCE no tiene necesidad de subir los tipos de interés. Y eso afectaría al Euribor, que es el que marca el interés que abonamos en la hipoteca.

Sin embargo, la economía no es una ciencia exacta y, como no podemos predecir el futuro, desde economiaparati.com te recomendamos que aproveches estos meses que quedan de Euribor bajo para reducir tu deuda hipotecaria.  

Como la economía no va bien, el BCE podría retrasar la subida de tipos

¿Qué prevén los expertos para los tipos de interés?

Al acabar la reunión del BCE el pasado mes de enero, su presidente Mario Draghi, fue muy pesimista y reconoció que la Unión Europea (UE) estaba mostrando síntomas de desaceleración. Por este motivo, Draghi reiteró que mantendrá los tipos de interés bajos hasta (por lo menos) después del verano, y que será la economía la que decida qué deberá hacerse a partir de entonces. 

Los economistas recogen los datos y las declaraciones del presidente del BCE para afirmar que la entidad mantendrá su política monetaria en los próximos meses, pero no solo hasta la primera mitad del año. Las previsiones que manejan muchos de ellos es que el BCE no subirá el precio oficial del dinero hasta por lo menos el primer trimestre de 2020, cuando podría pasar del 0% actual al 0,1%.

El interés variable que se paga en la hipoteca viene determinado por el precio del Euribor a doce meses y un diferencial (un extra) por lo que, si el precio del dinero no sube, no lo hará el Euribor y, por tanto, no lo hará la parte variable del préstamo hipotecario, en teoría...

El interés que se paga depende de Euribor, y éste, del precio oficial del dinero

Entonces… ¿Por qué suben las hipotecas?

La pregunta que nos deberíamos hacer todos los hipotecados en estos momentos, es: si no van a haber subidas del precio oficial del dinero en Europa (tipos de interés), ¿cómo es posible que las hipotecas hayan subido a lo largo de 2018, y en el cuadro de amortización para 2019, tras la próxima revisión, se avise de nuevas subidas?

Esto es interesante, ya que el Euribor tocó fondo en la primera mitad de 2018 al situarse en el -0,191%, con lo que se ‘comía’ parte del diferencial que nos impuso la entidad financiera, pero cerró 2018 en el -0,109%. La subida es mínima, pero es subida.

Pues bien, los economistas señalan que un Euribor en negativo es una anomalía y, como solo puede moverse al alza porque tarde o temprano va a haber una subida de tipos, se está moviendo poco a poco en la dirección lógica, que es una normalización del precio del dinero.

Así, esperan que el Euribor siga por debajo de cero hasta que el BCE ejecute la primera subida de tipos. Sin embargo, a pesar de que eso podría no ocurrir hasta 2020, puesto que el BCE ya ha puesto fecha a los pasos previos (la retirada de los estímulos financieros), el indicador tiene motivos para ir marchando, sin prisa pero sin pausa, hacia el 0%.

El BCE ha marcado un nuevo rumbo al alza y el Euribor ya marcha por él

Amortizar deuda ahora para sufrir menos en un futuro

La cuestión que debemos plantearnos ahora es si vamos o no a aprovechar que la subida fuerte del Euribor no será en 2018 para reducir el impacto que esto tendrá en nuestro presupuesto mensual familiar.  Ahora nuestra letra es muy llevadera, y las pequeñas subidas del año pasado y que tendremos en 2019, parece que no serán un problema.

Sin embargo, deberíamos pensar en que las hipotecas se van a encarecer de forma constante las próximas revisiones y tomar las medidas adecuadas, porque una mayor letra cada mes aumentará los gastos fijos familiares y reducirá la capacidad de ahorro.

Un pequeño esfuerzo ahora podría mantener la cuota durante 2020 en niveles parecidos a los de 2019 o 2018. Para ello bastaría con adelantar algo de dinero (reducción de cuota) antes de la revisión, para que ésta no sea tan abrupta. El simulador de préstamos hipotecarios de las distintas entidades financieras (herramientas online) podría resultar muy útil a la hora de calcular el importe necesario.

Las hipotecas van a subir desde ya, y es el momento de reaccionar

Para terminar, simplemente recordar que se puede poner freno a la subida del Euribor (interés que se paga en la hipoteca) adelantando algo de dinero, con el fin de reducir la cuota mensual de 2019 0 2020. No se trata de realizar un esfuerzo extraordinario, pero sí de tomar cartas en el asunto.

La economía familiar depende mucho de los gastos fijos de cada mes, y ahí la hipoteca es una parte muy relevante. Un pequeño empujón ahora puede ayudar mucho a mantener ese gasto en un nivel razonable. Es el momento.


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos