¿CUÁNTO SE QUEDA HACIENDA DEL PREMIO DE UN CONCURSO?

Cómo solicitar la devolución del IRPF por maternidad o paternidad

A partir del 1 de enero de 2019 entró en vigor una reforma de la Ley 6/2018 que estableció que los premios de Loterías y Apuestas del Estado pagarán menos impuestos. ¿Cómo afecta esa reforma a los concursos y demás sorteos? ¿Cuánto se queda Hacienda del bote de concursos como Boom o Pasapalabra?

Como reza la frase popular “Hacienda siempre gana” y, cuando hacemos referencia a los concursos, nunca es más cierto. Cualquier premio en metálico logrado en un concurso de la televisión supone perder una parte importante nada más hacerse efectivo el pago, pues la cadena de televisión, según consta en el contrato que firmas antes de concursar, te retiene del premio lo que marca la ley (20%).

¿Significa eso que ya has cumplido con la hacienda pública? No. En tu declaración de impuestos el premio se añade a tus ingresos recurrentes para formar parte de tu base imponible. Según el total de tu base imponible (lo que has ingresado ese ejercicio) entrarás en un tramo o en otro (porcentaje a pagar) y así será tu declaración del IRPF.

Con grandes premios como los botes de algunos programas (aquellos que superan los 60.000 euros) te vas a ir al tipo máximo aplicable por lo que, según en qué comunidad autónoma residas, un poco más o un poco menos de la mitad del premio, no es tuyo.

Por contrato, en un concurso ya cobras el premio menos la retención fiscal

Pero es peor si el premio no es en metálico…

Cuando recibes un premio en bienes en vez de en dinero el problema aumenta. Por un lado, el regalo que recibes puede no tener retención fiscal y todo su valor pasa directamente a tu base imponible. Por otro, para la hacienda pública, el valor de tu premio es su valor en euros. Esto es, recibes un coche que vale, por ejemplo, 10.000 euros y en tu declaración tienes que poner que has recibido un premio (ganancia patrimonial) de 10.000 euros.

El problema entonces es la falta de liquidez que te genera el propio premio, porque hacienda te reclama dinero y tú no has recibido dinero. Lo normal es que tengas que deshacerte de parte del premio para pagar a hacienda. Si lo sabes, tienes tiempo hasta la declaración del IRPF para vender el regalo; si no lo sabes, te puedes ver en la necesidad de pedir un préstamo para poder pagar los impuestos que te corresponden por el premio.

Por último, lo más grave de los premios en bienes es la depreciación que sufren al salir a la calle y que para Hacienda no vale. Para poder llevarte a casa un coche que te ha tocado en un premio, debes matricularlo y ponerle un seguro. Y solo eso ya ha recortado el valor del vehículo. Tanto es así, que en algún caso podría no interesar reclamar el premio.

Para Hacienda, un premio en especie cotiza por su valor en euros

El Estado barre para casa con sus loterías

Como decíamos al principio, a partir de enero de 2019 los premios de Loterías y Apuestas del Estado pagarán menos impuestos, pero no solo los premios procedentes de los sorteos del Onlae, también exoneran a los sorteos que organicen los órganos o entidades de las Comunidades Autónomas, la Cruz Roja Española y la ONCE.

A partir del 1 de enero de 2019 estarán exentos de tributación los premios de hasta 20.000 euros y el límite se aumentará hasta los 40.000 euros en 2020. Esto implica que si mañana ganas 19.999 euros en un sorteo de la Onlae, por ejemplo, no tendrías que pagar impuestos.

Y si superases los 20.000 euros, el que se considera ahora mínimo exento, tendrías que ‘devolverle’ al Estado un 20% (unos 4.000 euros) vía impuestos.  Para que nos entendamos, Hacienda se queda con el 20% del importe que supere los 20.000 euros en todos los premios del Estado.

Y para que no te lo gastes, como deberás cobrarlo sí o sí por banco porque supera el importe máximo para cobrar en efectivo (2.500 euros) el ingreso que recibas ya traerá la retención correspondiente. Lo que no te exonera de declarar el premio en tu IRPF.

El mínimo exento de tributación en ciertos premios es de 20.000 euros

Las complicaciones de los premios compartidos

En España es muy habitual compartir las apuestas con otras personas. No ya a través de las participaciones de la Lotería de Navidad, sino porque muchas veces se juega en grupos de familiares o amigos. ¿Qué cambia si nos toca un premio? Nada.

Lo importante es acudir todos al banco para declarar que se trata de un premio compartido entre varias personas e identificarlas para que no se entienda como un premio individual que luego se dona (no se reparte) a otras personas (tributación por donaciones). A partir de ahí todo es igual. Se aplica el exento sobre el total del premio y se retiene un 20% del exceso a cada participante.

En el caso de las participaciones, quien tiene el billete cobra con la retención y luego reparte el importe. Si el pago se hace por banco, quedará registrado y conviene que lo declares porque Hacienda sabrá que lo has recibido.

En los premios compartidos la clave es identificar a todos los agraciados

Desde economiaparati.com, te recomendamos que huyas de concursos que ofrezcan premios en bienes y de sorteos privados para que te evites problemas con la Hacienda Pública. Tampoco es recomendable jugar en grupo salvo que se trate de un grupo muy bien avenido.

Es importante que conozcas la tributación de un premio incluso antes de jugar y que valores que prácticamente la mitad de lo que ganes por encima de cierta cantidad es para el Estado, para evitar alegrías innecesarias que luego tengan consecuencias.

Por último, recuerda los premios de la tele se cobran solo si el programa se emite y, según contrato, varias semanas después de su emisión. Aunque los programas están grabados, cuando ves al ganador proclamarse como tal, debes saber que él o ella no han cobrado todavía.


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos