¿POR QUÉ ES NECESARIA LA EDUCACIÓN FINANCIERA?

Educación financiera

LA CULTURA FINANCIERA NO TE SACA DE POBRE PERO SÍ TE HACE MÁS RICO

A finales de 2015 se publicó el resultado de un estudio a nivel mundial en el que participaron la agencia de calificación financiera Standard&Poor’s, el Banco Mundial, la consultora Gallup y la Universidad estadounidense George Washington.

Según sus conclusiones, sólo un tercio de la población mundial adulta entiende nociones financieras básicas. Y en España, la mitad de los encuestados (49%) suspende en los conceptos básicos de cultura financiera, frente al 52% de la media europea. Eso nos sitúa en el puesto 26 de la clasificación mundial.

Otro aspecto relevante que iluminaba el estudio era que en los países desarrollados el nivel de alfabetización entre los más ricos y los más pobres era más ancho que en los emergentes. Y que el conocimiento financiero de las mujeres y de las personas por encima de los 65 años, era inferior al de los hombres y al de los más jóvenes.

Cómo se medía la cultura financiera

En el estudio se realizaban cinco sencillas preguntas relativas a la diversificación del riesgo financiero, el cálculo de un tipo de interés o los efectos de la inflación y tener más de tres fallos ya te dejaba en un peligroso suspenso.

En el diario El País todavía es posible encontrar esa encuesta, pero si ya la hiciste o te da pereza buscarla, nosotros te proponemos un test de cultura financiera.

Lo importante en esta cuestión de la falta de cultura financiera, no es la duda o el desconocimiento, sino la creencia de que sí se sabe todo lo necesario. Lo grave no es la ignorancia, sino la indiferencia. Haz el test y sal de dudas. La frase de yo pensaba que lo tenía cubierto, yo creía que no pasaba nada si dejaba de pagar... son ejemplos claros de indiferencia financiera y eso es peor que la incultura.

¿Qué consecuencias tiene la incultura financiera?

Tras los perjuicios ocasionados por toda una batería de productos financieros colocados a los ahorradores españoles los últimos años, resultaría muy fácil hacer leña del árbol caído y asegurar que con un poco más de cultura financiera ciertos daños nunca se habrían producido. Pero eso no sería cierto.

Sin embargo, la ignorancia es atrevida y hace ver gangas donde no las hay, impide una correcta planificación financiera o un emprendimiento inteligente (de riesgos controlados), dilapida el dinero de los ahorradores en productos poco o nada adecuados para cada perfil, genera desigualdad pues ya ves que los ricos se equivocan menos.

Además, la incultura financiera genera desconfianza hacia las entidades financieras de forma injusta porque tenemos la mala costumbre de firmar contratos financieros sin saber de finanzas y no entendemos, y no queremos entender (no preguntamos nunca) por la letra pequeña.


educación financiera financiero cultura test finanzas estudio ahorradores