EL GOBIERNO FIJA EN TRES EUROS LA COMISIÓN MENSUAL EN LAS CUENTAS BÁSICAS

Gobierno fija comisión cuentas fijas

ESTO SUPONE COBRAR UNA COMISIÓN MÁXIMA ANUAL DE 36 EUROS POR UNA DE ESTAS CUENTAS

En diciembre, el Congreso convalidó la norma que garantiza el derecho universal de acceso a una cuenta bancaria básica y que, por tanto, facilita a cualquier residente en España el poder conocer las comisiones que paga, pues la entidad le entregará con antelación un informe detallado.

Esta norma sobre servicios, comisiones de cuentas de pago básicas, procedimiento de traslado y comparadores será desarrollada en un real decreto que el Ministerio de Economía puso en audiencia pública el pasado 7 de julio.

La orden regulará las medidas que las entidades habrán de aplicar para explicar a potenciales clientes las cuentas de pago básicas, los servicios prestados y las comisiones, donde resulta clave esta comisión máxima que nos pueden cobrar por los servicios incluidos en ese contrato para cuentas bancarias básicas.

Tres euros al mes, 36 euros al año

La banca podrá cobrar una comisión máxima de tres euros al mes (36 al año) a los titulares de una cuenta básica por la prestación de servicios tales como la apertura, utilización y cierre de cuenta, depósito de fondos, retiradas de dinero en efectivo en las oficinas de la entidad o en los cajeros de la Unión Europea.

También podrá cobrar esta comisión si el cliente hace pagos con una tarjeta de débito o prepago, incluidos los realizados por internet dentro de la UE o si se superan las 200 transacciones anuales dentro de la UE del tipo adeudos y transferencias, incluidas órdenes permanentes.

Además, la normativa establece que para disponer de la cuenta de pago básica no es obligatorio adquirir otros productos, lo que favorece la contratación de cuentas para niños o personas mayores.

Distintos niveles de comisiones

El texto señala que existe una comisión ordinaria, establecida con carácter general para cualquier persona que cumpla los requisitos para abrir una cuenta de pago básica, y un segundo nivel, aún más ventajoso que el anterior, para los colectivos de personas en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión financiera.

Además, establece que para disponer de una cuenta de pago básica no es obligatorio adquirir otros productos o servicios, e incluye la descripción de las reglas y procedimientos que han de seguir los proveedores de servicios de pago en el proceso de ejecución del servicio de traslado de cuentas.

Por último, el texto habilita al Banco de España para dictar las normas precisas para el desarrollo y ejecución de esta orden, así como para que establezca el contenido y formato del estado de comisiones que los proveedores de servicios de pago deben entregar a los clientes.


gobiernocomisióncuentabancoeuros