EMPIEZA EL CAMBIO DE TENDENCIA EN EL EURIBOR Y CONVIENE PENSAR EN LA HIPOTECA

Tendencia Euribor

TU PRÉSTAMO HIPOTECARIO HA PODIDO TOCAR FONDO Y PRONTO EMPEZARÁN LAS SUBIDAS

El Euribor a doce meses es el indicador que más se utiliza en España para calcular la cuota de las hipotecas. Y en en enero de 2018 ha subido con respecto a diciembre de 2017. La subida es mínima (-0,189% frente al -0,19%), pero lo importante es que marca un cambio de tendencia.

Seguimos con el indicador en negativo por vigésimo cuarto mes consecutivo (desde que en febrero de 2016 cerró por primera vez por debajo de cero), pero ya ha registrado el primer repunte intermensual desde el verano de 2016, lo que implica que ha podido tocar fondo.

Los analistas de Bankinter prevén que el Euribor suba hasta el -0,16% el primer trimestre, el -0,1% el segundo, el -0,15% el tercero y el -0,05% el cuarto. Sin embargo, estiman que el indicador llegue al 0% en el primer trimestre de 2019, al 0,15% en el segundo, al 0,25% en el tercero y al 0,35% en el cuarto.

Las hipotecas ya empezarían a notarlo

Si estas estimaciones son correctas, las hipotecas comenzarían a encarecerse a mediados de este mismo año, ya que estos indicadores se comparan con un Euribor medio del -0,103% en el primer trimestre del 2017, del -0,132% en el segundo, del -0,159% en el tercero y del -0,186% en el cuarto.

Los primeros en notarlo serán los hipotecados más recientes porque el importe que deben es más alto, como también es mayor el plazo que han solicitado para devolverlo. Sin embargo, el verdadero problema de los últimos en hipotecarse es el diferencial que han debido aceptar para recibir ese préstamo hipotecario.

En un entorno de bajos tipos de interés, las entidades financieras han impuesto diferenciales más altos para obtener algo de beneficio. Con el Euribor en negativo, el diferencial no se notaba tanto, pero cuando se ponga a cero el impacto del diferencial se notará con toda su crudeza, tanto más cuando unos meses más tarde el Euribor vuelva a la normalidad de las cifras positivas.

Actuar sin prisa, pero sin pausa

Partiendo de la base de que nuestra hipoteca ya no va a bajar más, solo nos queda desear que la subida sea lo más lenta posible para que cada revisión de los intereses suponga un repunte mínimo. Si esto fuera así, basta con adaptarse a las revisiones al alza de los tipos y acostumbrarse a vivir con ello.

Pero también podemos compensar la subida de las cuotas por culpa de los tipos, con amortizaciones anticipadas que mantengan el importe mensual en niveles aceptables. Según las matemáticas, nos ahorramos más dinero si cancelamos tiempo de forma anticipada (mantenemos el importe de las cuotas pero adelantamos el final del préstamo). Sin embargo, si nos preocupa más el día a día, amortizar cuota (dinero) nos permitirá reducir el importe mensual manteniendo el plazo de devolución.

No importa la decisión que tomemos, lo importante es que tomemos una, porque el cambio de tendencia en el Euribor ya ha comenzado y nuestra hipoteca va a empezar a subir. Que afrontemos los hechos lo antes posible y les hagamos frente es la mejor opción para todos los endeudados a largo plazo.


euribortipos de interéshipotecasprevisiones