¿ESTÁS PREPARADO PARA EDUCAR A TUS HIJOS EN EL FINTECH?

Fintech

PUEDE QUE TU SEPAS MÁS DE FINANZAS QUE ELLOS, PERO ¿Y DE TECNOLOGÍA?

La educación financiera de los adolescentes es tarea de los padres, pero en muchos casos son los hijos adolescentes los que enseñan a los padres a manejar los dispositivos tecnológicos, incluyendo, casi siempre, el teléfono móvil.

El problema evidente es que los jóvenes desconocen lo que se esconde detrás de las aplicaciones y, aún más grave, las tendencias del futuro cercano en materia de evolución financiera vienen por el lado del fintech, tal y como constató el último informe PISA en el que los jóvenes españoles fracasan en educación financiera.

A partir de ahora, padres e hijos tendrán que caminar de la mano para no perder el tren de las tecnologías financieras porque, si el móvil es la llave de las fintech, los padres necesitarán los conocimientos tecnológicos de los hijos y los hijos el saber financiero de los padres, que deberán saber cómo educar a los hijos adolescentes a administrar sus dinero.

JÓVENES MUY TECNOLÓGICOS, PERO SIN FRENO

El mejor ejemplo de esta situación de desequilibrio por el empuje de los adolescentes y su falta de miedo ante las tecnologías son las limitaciones que han tenido que poner los padres para que los consumos de los hijos no se excedan.

Las tarjetas prepago y los límites de crédito ponían freno a los posibles excesos en el consumo de minutos o megas. Pero ahora el problema es que muchas apps vienen con compras integradas y que, otras más, integran en el móvil medios de pago.

En cierto modo, la evolución de un dispositivo (teléfono móvil) que 'dominan' los cerca de dos millones de adolescentes españoles hacia unas aplicaciones que no controlan (finanzas) es como poner al volante de un coche a una persona que sabe utilizar el acelerador, pero no el freno.

Además, conviene recordar que el informe PISA demostró que el nivel de comprensión de los adolescentes ante el caso de un e-mail fraudulento no fue todo lo bueno que debiera, lo que pone en duda que todos los menores que tienen su propio teléfono móvil sepan valorar bien los peligros de un dispositivo que creen dominar.

LA REVOLUCIÓN FINANCIERA VIENE POR EL MÓVIL

Según Eurostat, la penetración de la banca digital en España en 2016 es del 43% (UE15, del 53%), un 10,3% de crecimiento interanual. Si consideramos la población de 16 a 74 años, el número de usuarios de banca online en España estaría en el entorno de los 14,8 millones en diciembre 2016, 1,2 millones más que en 2015.

Comparativamente con otros países, no son cifras buenas y los expertos creen que nos llevará años con esa tasa de crecimiento posicionarnos al nivel de penetración de los países con mayor uso (Holanda 85%, Reino Unido 64% o Francia 59%).

Esta penetración de la banca online está muy relacionada con el uso de Internet entre la población. En España, hay una alta penetración del smartphone para conectarse a Internet: nuestro país lidera en la UE este uso, por el 71% de los individuos (similar a países nórdicos o el Reino Unido). Ante estas cifras, cada usuario debería tener claro algunos consejos para operar por Internet tranquilo.

Nuestros hijos manejan mucho Internet en el móvil, pero no se apañan con la banca online, por lo que necesitan la ayuda de sus padres. Probablemente, el fintech no avanza más rápido por la falta de conocimientos financieros de los jóvenes y de tecnología de los padres. Un trabajo en equipo será beneficioso para toda la familia.


banca onlinesmartphonefintechinsurtechfinanzastecnología