LA OCDE ADVIERTE SOBRE LAS DIFICULTADES PARA TENER UNA PENSIÓN PÚBLICA 'DECENTE'

Pensión decente

SOBRE TODO PARA LAS MUJERES Y PARA LAS PERSONAS CON BAJO NIVEL EDUCATIVO

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha publicado un estudio, esta semana, en el que advierte de que en las próximas décadas será "particularmente difícil" que las mujeres y las personas con niveles educativos bajos logren una pensión “decente" en España.

Según la OCDE, el envejecimiento acelerado que va a sufrir España agravará los problemas generados por los ingresos insuficientes y la desigualdad entre los futuros pensionistas.

Como causas de esa precariedad de las pensiones futuras, la OCDE apunta al elevado nivel de paro (que afecta más a los colectivos con menor nivel educativo), la creciente dificultad para lograr estabilidad en el empleo (recorridos profesionales “irregulares” de las nuevas generaciones) y unos ingresos adecuados (especialmente en el caso de los jóvenes que no alcanzan la Educación Secundaria), así como las bajas tasas de empleo entre los mayores de 55 años.

Para las mujeres aún peor y las perspectivas no son alentadoras

Estos factores se agravan en el caso de las mujeres (sobre todo, para las que tienen niveles educativos más bajos), pues sufren menores tasas de empleo, salarios más bajos y carreras laborales más cortas, ya que muchas abandonan el mercado laboral para cuidar a sus hijos y/o a sus padres.

La OCDE avisa que esa situación empeorará debido al envejecimiento acelerado que va a experimentar España, que se convertirá en el segundo país más envejecido de la OCDE, solo superado por Japón. Así, se calcula que en 2050 habrá 76 personas con más de 65 años por cada 100 que tengan entre 20 y 64 años.

Ese envejecimiento tendrá consecuencias en todas las políticas, desde la presión para financiar las pensiones, al aumento de las necesidades de cuidados sanitarios, pasando por la posible falta de mano de obra.

Pide una actuación urgente

El informe señala como reto para España que pueda lograr un crecimiento económico que no excluya a nadie. Además, considera urgente que los gobernantes actúen para afrontar los desafíos del envejecimiento de la población y las desigualdades del mercado laboral.

En ese sentido, señala dos puntos críticos de actuación: para los trabajadores mayores, extender la vida laboral para no desaprovechar su capacidad de trabajo y contribuir a aumentar sus pensiones; y para los jóvenes, asegurar una transición suave entre la escuela y el trabajo, limitar el perjuicio de la pérdida de empleo y combatir el paro de larga duración con el objetivo de que puedan lograr una renta decente en la jubilación.

Sin embargo, desde economiaparati.es aconsejamos no dejar todo en manos de los políticos y hacer un poco por nuestra parte. Ahorrar algo para ese futuro incierto es lo más sensato, para lo que existe un amplio abanico de productos diseñados para una jubilación tranquila. Para ello, es importante calcular previamente cuánto necesito ahorrar para poder jubilarme sin perder nivel de vida y luchar para conseguirlo.


ocdepensionesjubilaciónenvejecimientopúblicasparoprecariedad laboral