AYUDA A TUS MAYORES A LLEVAR BIEN SUS AHORROS

Ayuda a tus mayores a llevar bien sus ahorros

SU EDUCACIÓN FINANCIERA DEPENDE DE TI Y NO DEL DIRECTOR DE SU SUCURSAL BANCARIA

Quizás la clave para entender las finanzas de todas las personas de cierta edad sea su extrema aversión al riesgo y a todo aquello que no pueden ver (Internet). Las domiciliaciones bancarias son una de las principales pruebas de cómo funcionan estas personas con sus entidades: no las quieren ni en pintura porque no se fían.

No es raro ver en una sucursal bancaria a una persona mayor cobrando su paga en efectivo, contarla y, entonces, ingresarla en la cuenta. Tampoco es raro que saquen de su cuenta el importe de una domiciliación, lo cuenten, y den entonces la orden de pago, o que actualicen su cartilla mensualmente en ventanilla. Esta desconfianza nos resulta absurda a los más jóvenes, pero es real.

La evolución tecnológica ha sido tan veloz en los últimos años que no todo el mundo ha podido seguirla. Y nuestros mayores son el mejor ejemplo de ello.

Gestión de la liquidez

Una de las mayores necesidades de las personas mayores es el acceso al capital. No porque lo precisen de facto, sino porque tienen la necesidad imperiosa de saber que su dinero está donde lo puedan 'tocar'. Dado el coste en tiempo que suponen para las sucursales de cajas y bancos, estas entidades han llevado una importante labor de educación para que se animen a realizar sus operaciones en cajero electrónico, pero eso no basta.

Enseñarles a manejar el cajero electrónico con seguridad es nuestro deber. Y no debemos olvidar nunca la importancia de que nos autoricen en sus cuentas como forma de tranquilizarles al poder hacer nosotros las operaciones que necesitan y no se atreven a hacer solos o, simplemente, que podamos hacer un seguimiento de sus cuentas vía Internet.

Si ellos se atreven con la Red, explicarles las medidas básicas de seguridad y hacer un seguimiento de lo que hagan puede ser una necesidad. Y, por supuesto, revisar los gastos comunes no sea que estén pagando por servicios que no necesitan o no son relevantes.

Gestión del riesgo

Una vez que tenemos acceso a las cuentas de los mayores y tenemos constancia de los gastos que tienen domiciliados, es conveniente decidir si deben tener algo bajo la almohada para su tranquilidad, y estar al corriente de los objetos de valor que tienen en su hogar para evaluar la posibilidad de instalar algún tipo de caja fuerte o similar.

Los papeles financieros (cartillas, seguros, etc.) deben estar en algún sitio seguro y conocido, incluyendo el testamento, y hay que procurar que toda su documentación esté al día, incluyendo el registro de propiedades, si fuera el caso.

Por último, en lo que respecta al capital que pueden tener invertido, su confianza en el director de la sucursal de turno es excesiva y poco recomendable, con lo que pueden tener el dinero invertido en productos de bajo interés para ellos pero muy rentables para la entidad. Son ahorradores de productos extremadamente seguros (depósitos a plazo fijo) y eso es de lo que hay que asegurarse. El post sobre conceptos básicos de inversión te ayudará a entenderlo con más claridad, si quieres leerlo, haz click aquí.


desconfianza riesgo educación financiera mayores seguridad cuentas gastos ingresos sucursal director gestión internet