COLIVING: LA SOLUCIÓN QUE EXTIENDE LAS VENTAJAS DEL COWORKING A LA VIVIENDA

Coliving

SE TRATA DE UN NUEVO FENÓMENO RESIDENCIAL QUE SE ORIGINÓ EN SILICON VALLEY ANTE LA FALTA DE CASAS

Hace unos meses nos hicimos eco de un fenómeno que provenía del Norte de Europa y los países sajones que se hacía llamar cohousing y que podía ser una interesante alternativa a las residencias de ancianos. Hoy se ha colado en las noticias otro término parecido, el coliving, que tiene que ver más con la gente joven y su problemas para encontrar vivienda en las grandes ciudades.

La cuestión clara es que, tanto si se decantan por el alquiler como si lo hacen por la compra, los precios de la vivienda en las grandes ciudades están a niveles prohibitivos para unos jóvenes que tienen sueldos de becarios o de empleados junior.

Por otro lado, existe un fenómeno en auge en todas las empresas como es el modelo de coworking, que consiste en compartir un espacio entre varias firmas pequeñas para poder tener los servicios al empleado que tienen las grandes (ocio, salas de reuniones, wifi, etc.). Este modelo aún está en desarrollo, pero ha dado paso al coliving, sobre todo en lugares que, como Silicon Valley, tienen graves dificultades para solucionar los problemas de vivienda de sus empleados.

Una extensión del coworking

El coliving consiste en extender las ventajas del coworking más allá del lugar de trabajo. Puesto que un grupo de empleados comparte el mismo problema, pueden compartir también la solución. Si son capaces de trabajar en superficies compartidas con otras empresas, también pueden vivir en superficies compartidas con otras personas.

La idea de base es la de una residencia de estudiantes, solo que con jóvenes empleados, y de la nueva mentalidad que tienen los llamados millennials, que valoran las experiencias mucho más que las posesiones materiales.

Por eso, este nuevo modelo de residencia coliving está diseñado para la interactuación con los demás residentes en muchas zonas comunes (restaurantes, gimnasio, salas de reuniones, de ocio, cine, etc.) y funcionan también como un laboratorio de ideas de jóvenes emprendedores.

Escasa implantación en España

La clave es la calidad que han tenido algunos estudiantes europeos en sus residencias universitarias, pues ese es el modelo que pretenden en sus propuestas de coliving. En España, donde no es tan habitual vivir en residencia de estudiantes, esta nueva “residencia de trabajadores” resulta un poco chocante.

Las primeras firmas de coliving nacieron en ciudades como Canarias, Andalucía, Barcelona, Baleares o Alicante, allá por 2015, pero aún no han alcanzado su apogeo. Quizás porque vivir en un coliving puede ser más caro que compartir un piso, el impulso debe provenir de las ventajas que les aporta.

Como curiosidad, la oferta diferenciadora que ofrecen estos espacios es tal que los dirigen community managers, que están encargados de canalizar las actividades de los “colivers”, una comunidad totalmente conectada y que tiene sus propias Apps para pedir comida a la recepción, reservar las estancias para eventos privados, reportar problemas de mantenimiento en sus apartamentos, etc.


colivingcoworkingviviendajóvenesciudadesestudiantessilicon valleycohousing