CÓMO HACER FORTUNA SIN QUE TE TOQUE LA LOTERÍA: LA REGLA DEL 72

Cómo hacer fortuna sin que te toque la lotería: la Regla del 72

La mayoría de nosotros creemos que la única forma de hacernos millonarios es mediante una herencia o un premio de la lotería, pero eso no es cierto.

Hay más posibilidades de que te caiga un rayo encima dos veces en la vida de que consigas un premio importante en alguna lotería. Eso son estadísticas reales.

Sin embargo, gracias al efecto del interés compuesto y la regla del 72 que popularizó el experto financiero estadounidense John C. Bogle, alcanzar una fortuna relevante es sólo cuestión de tiempo y voluntad.

Regla del 72

Según el cálculo matemático, la regla del 72 permite conocer cuánto tiempo necesitará una inversión para doblar su valor dependiendo de la rentabilidad que se obtenga.

Es la magia del interés compuesto, una forma matemática que consiste en capitalizar o reinvertir los intereses obtenidos con una inversión durante un tiempo determinado , normalmente un año. Dicho de otro modo, reinvertir una y otra vez el total del dinero obtenido con una inversión durante varios años.

Mediante esta regla, para saber cuántos años necesitaremos para que una inversión se duplique dividiremos 72 por la rentabilidad anual que se obtiene. Por ejemplo, con una rentabilidad del 8 por ciento, un capital tarda nueve años en duplicarse, o cada ocho años si la rentabilidad anual es del 9 por ciento.

El tiempo y el interés compuesto pueden darte sorpresas muy agradables.

Sí, pero...

Recordemos que un capital que se duplica es dos, ocho, dieciséis, treinta y dos, etc. Así, un céntimo de euro que se duplica cada día se convierte en más de cinco millones en treinta días.

Por eso, lo importante para que el dinero trabaje para nosotros es darle tiempo . Bogle realiza otro cálculo: un recién nacido obtiene una rentabilidad anual del 10% durante los 65 años que van hasta su jubilación y se retira con un millón de euros. ¿Cuánto dinero ha tenido que aportar diariamente para conseguirlo? Sólo 54 céntimos.

¿Y si empezamos más tarde? Pues con 25 años para retirarte con un millón a la edad de 65, basta con aportar cada año 4.000 euros (11 euros diarios) y obtener una rentabilidad del ocho por ciento anual. Si empezamos a los 35 años, con el mismo importe y rentabilidad, nos quedaríamos en unos 489.000 euros. El tiempo es clave y cada día cuenta. No hay más misterio.

Lo importante para que el dinero trabaje para nosotros es darle tiempo.

En resumidas cuentas, si quieres ser millonario empieza a invertir hoy mismo y aplica la Regla del 72 para saber cuántos años necesitarás para que se duplique.

Todavía estás a tiempo de poner a tu dinero a trabajar. Ya sabes que con tiempo, conocimiento y buenas decisiones, ¡todo es posible!


premiosloteríamillonariosinterés compuesto