CÓMO INVERTIR EN DIVISAS DE FORMA SENCILLA

Invertir divisas

LOS NUEVOS INSTRUMENTOS FINANCIEROS PERMITEN INVERTIR EN DIVISAS SIN TENERLAS FÍSICAMENTE

En un mundo tan globalizado como en el que vivimos, es muy difícil evitar el riesgo divisa cuando invertimos. Apenas algunos instrumentos permiten evitarlo y lo hacen a costa de perder también los beneficios de las subidas o bajadas en los precios de las monedas extranjeras.

Podemos comprar activos de deuda en euros y evitar así el impacto directo, pero cada vez que echemos gasolina al coche, estaremos sufriendo la evolución del dólar a través del petróleo, una materia prima que se compra y vende en dólares. Así, que la divisa estadounidense se deprecie frente al euro, abaratará nuestra factura en combustible, de la misma manera que el fortalecimiento del dólar aumentará el precio de la gasolina.

Del mismo modo que el Brexit ha depreciado la libra y viajar al Reino Unido nos sale más económico, la mejor evolución de la economía estadounidense provoca que el dólar se aprecie y nos salga más caro viajar al país norteamericano.

Lo mismo pasa entonces si compramos activos de una empresa que tenga relación con la evolución de las materias primas o, más fácil aún, activos de una empresa que tenga negocios fuera de la zona euro.

Cómo cubrirme ante el riesgo divisa

Entonces, la cuestión ya no es tanto invertir en divisas para ganar dinero, sino muchas veces, invertir en divisas para no perderlo.

Si la empresa en la que tenemos un capital invertido avisa de que sus resultados pueden empeorar con la subida de una moneda concreta, podemos compensar las pérdidas en este activo con una inversión en el mercado de divisas a favor de la moneda que sube frente a la nuestra.

O, más sencillo aún, podemos comprar dólares hoy si queremos ir de vacaciones a Estados Unidos este verano y pensamos que el euro va a perder valor frente al dólar.

Pero no se trata de volverse loco cambiando euros por dólares y guardándolos en una caja fuerte o abriendo un cuenta en dólares, que tendrá elevados costes por comisiones e incomodidades fiscales...

Cómo invertir en monedas extranjeras

Tener la divisa física en la mano es la peor manera de invertir en monedas extranjeras. Gracias a las tecnologías de la información, comprar y vender monedas de otros países es muy fácil porque nunca llegas a poseerlas físicamente.

La primera idea es recurrir al mercado forex (Foreign Exchange, FX) donde se compran y venden las principales monedas del mundo por pares: una frente a otra (euro-dólar, libra-yen, etc.). Sin embargo no es la única manera, pues cualquier firma de corretaje ofrece hoy una serie de productos derivados con este fin.

Existen los fondos cotizados o ETFs, que se compran y venden como una acción normal, pero son fondos que replican la evolución de una moneda frente a otra. También, los contratos por diferencia o CFDs, que ofrecen algunas entidades especializadas, replican la evolución de una divisa y nos permiten invertir cómodamente con poco desembolso de capital.

Y, por último, los futuros y las opciones, dos alternativas más caras y más alejadas de los inversores minoristas, pero que también permiten invertir en una divisa concreta.


divisasmonedasforexinvertir