¿CÓMO REDUCIR TU FACTURA FISCAL?

Reducir tu factura fiscal

PARA PAGAR MENOS TRIBUTOS HAY QUE PLANIFICAR CON TIEMPO Y BUSCAR LAS DESGRAVACIONES FISCALES

Pagar menos impuestos ha sido, es y será uno de los deseos de todos los contribuyentes. La mejor manera de reducir el importe de los tributos de forma legal es ponerse en manos de un asesor fiscal y dejarse aconsejar por él, pero no cuando llegue la hora de hacer la declaración, sino antes.

Los impuestos que se pagan en primavera provienen de nuestros ingresos del año anterior, por lo que es imprescindible ponerse en manos de un experto antes de que acabe el año para que sus consejos se puedan poner en práctica a tiempo. También te será útil estar al día de las novedades para la declaración de la renta.

Este sería el primer paso para reducir la factura fiscal: planificar. Y el segundo, ya en pleno proceso de tributación, comprobar el borrador de la renta. Existe un error habitual de los contribuyentes que es el de dar por bueno lo que nos envía Hacienda, cuando puede tener errores, no estar completa o no incluir todas las deducciones que nos correspondan.

Por otro lado, ahorrar también pasa por no perder de vista los impuestos asociados a tus inversiones.

Conocer la fiscalidad de los productos en los que inviertes

Desde un punto de vista fiscal existen tres tipos de productos de inversión: los que desgravan, los que pagan tributos y los que permiten el diferimiento fiscal (pagar más tarde).

Dependiendo de cómo vayan tus finanzas desde un punto de vista fiscal (puedes desgravarte hasta 9.000 euros anuales en declaración individual o 18.000 en conjunta) te puede interesar amortizar hipoteca o invertir en un instrumento que desgrave.

Mi consejo es sumar todo lo que hayas pagado por la hipoteca y ajustarte a esos 9.000 euros. Si los has superado no te compensa desde un punto de vista fiscal invertir en productos que desgraven (planes de pensiones, pias y PPAs) y podrías destinar ese capital a productos que difieren el pago de impuestos (fondos de inversión). De todos modos y dependiendo de tu caso te puede interesar saber si te conviene más un PIAS o un plan de pensiones.

Trucos para desgravarte

Si has invertido con malos resultados tienes cinco años para compensar esas pérdidas con beneficios, por lo que te conviene saber si has perdido dinero en bolsa o fondos, cuándo lo hiciste y compensarlos el año que te haya ido bien.

Si no necesitas compensar pérdidas, conviene hacer beneficios a primeros de año. De esta manera tendrás más tiempo para encontrar la manera de compensar estos ingresos con alguna desgravación.

Aporta al plan de pensiones o PPA sin superar el máximo (incluyendo hipoteca) pero no esperes a diciembre, y hazlo poco a poco para maximizar sus resultados.

Por último, para desgravarte un poco más, puedes donar dinero a una ONG o a una fundación. Dependiendo del tipo de asociación puedes desgravarte un 25% o un 30% del total donado, incluyendo cuotas de socios o donativos puntuales.


impuestosfiscalidaddesgravacionespagar