¿CÓMO SOLICITAR EL NUEVO CHEQUE GUARDERÍA?

Cómo solicitar la devolución del IRPF por maternidad o paternidad

El nuevo cheque guardería es una deducción máxima de 1.000 euros por gastos de guardería (por cada niño menor de tres años) que se suma a la deducción por maternidad para las madres trabajadoras, y que es de unos 1.200 euros. Como ya entra en la declaración de la renta 2019 (guardería de 2018) conviene que sepas cómo solicitarla. 

Además, como ya te hemos contado en otros posts anteriores, a partir de ahora viene sin retención fiscal. Así que, si has sufrido algún tipo de retención por tu cheque de 2018, tienes la posibilidad de reclamar el importe.

Aunque es probable que ya sepas de su existencia, esta nueva ayuda adicional te ayudará a reducir los gastos que suponen tener a un hijo en la guardería o centro de educación infantil autorizado, por lo que te recomendamos que leas cuidadosamente este artículo y valores si puedes sacarle todo el partido posible. 

El cheque guardería viene a partir de ahora sin retenciones fiscales

Requisitos para poder tener el cheque guardería

En principio, esta deducción es de carácter universal, lo que significa que cualquier persona puede pedirla. No obstante, al tratarse de una ayuda existen una serie de requisitos de obligado cumplimiento.

Una de las primeras obligaciones para solicitar el cheque es que demuestres ser una madre trabajadora; da igual si trabajas por cuenta propia o ajena, siempre y cuando estés dada de alta en la Seguridad Social o mutualidad correspondiente. Si durante el año pasado estuviste en paro, no podrás solicitar esta ayuda.

Por lógica, es imprescindible que hayas enviado a tu hijo o hija de entre 0 y 3 años a una guardería o centro de educación infantil autorizado durante 2018. Por lo demás, los requisitos del cheque bebé son los mismos que los de la deducción por maternidad de 1.200 euros.

Los gastos que se consideran justificados a la hora de recibir el cheque son la inscripción y matrícula, así como la asistencia y la alimentación, pero por meses completos y nunca por días sueltos, hasta el mes anterior a aquel en que el menor comience el segundo ciclo de educación infantil (que vaya al colegio).

Se trata de una ayuda para las madres que trabajaron durante 2018

Otros aspectos clave a tener en cuenta

No importa si las facturas las ha abonado la madre o el padre, progenitor, adoptante, tutor o acogedor, pero no se contabilizarán las cantidades abonadas por la empresa en la que trabajan la madre, padre, adoptante, tutor o acogedor del menor ni las cantidades subvencionadas satisfechas a la guardería o centro de educación infantil, como por ejemplo el cheque guardería que se paga en la Comunidad de Madrid.

Por tanto, a la hora de calcular el importe, el límite máximo de la deducción serán los gastos pagados no subvencionados o las cotizaciones que hayas pagado a la Seguridad Social.

Conviene que recuerdes que el cheque bebé es una deducción que se aplica al hacer la declaración de la renta (IRPF) entre los meses de abril y mayo y que, a diferencia de la deducción por maternidad, no puedes solicitar su abono por anticipado.

La deducción se aplica al hacer la declaración de la renta (IRPF) de 2018

¿Cómo se solicita la deducción?

El proceso para solicitar la deducción es muy sencillo. Como se trata de un centro autorizado, dispondrá del certificado que deberás incluir en tu declaración de la renta de este año y será la guardería la que deba presentar una declaración informativa sobre los menores y los gastos que den derecho a la aplicación del incremento de la deducción por maternidad. En concreto, deberán presentar el modelo 233.

En ese certificado, el centro de educación infantil autorizado facilitará a la hacienda Pública el NIF de los padres, los datos del niño o niños menores de tres años, los meses que los pequeños han estado allí, los gastos pagados durante el ejercicio 2018 y el importe de las subvenciones, si las hubiera.

Posteriormente, será la Agencia Tributaria la que cruzará los datos de la guardería con los de tu (o vuestra) declaración de impuestos y la que se encargará de aplicar la deducción fiscal. 

Es importante que sepas que el plazo de las guarderías para informar a Hacienda es hasta el 15 de febrero de 2019 (en años posteriores, será el 31 de enero) por lo que pedir la confirmación a la guardería de que sus trámites están cumplidos en fecha, no estará de más por ser éste el primer año. 

La guardería tiene un certificado con tus datos que presentará a Hacienda

El coste de las guarderías es elevado, por lo que toda ayuda es poca. Que el estado te la devuelva en forma de deducción fiscal no te va a eximir de dejarte una buena parte de tu salario allí, pero reducirá tu factura fiscal, que no es poco. 

A cambio, te obliga a no recurrir a los abuelos como cuidadores y reduce tus ventajas si dispones de otras ayudas o subvenciones, pero vale la pena. El sistema parece transparente y sencillo y ayudará a las madres trabajadoras a seguir adelante esos meses que la guardería se hace imprescindible para que ellas puedan acudir a su puesto de trabajo.

Desde economiaparati.com, seguiremos tratando de contarte todo acerca de este tipo de ayudas que puedan facilitar el día a día de la economía de tu familia. No dejes de leernos.  


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos