DIEZ PAUTAS PREVIAS PARA EVALUAR CORRECTAMENTE UNA INVERSIÓN

Pautas para evaluar inversión

ANTES DE INVERTIR EN UN PRODUCTO FINANCIERO, EVALÚE LOS SIGUIENTES ASPECTOS

Los expertos en el mundo de la inversión aconsejan a los ahorradores que sigan unas pautas previas para evaluar correctamente la conveniencia de invertir en un producto financiero determinado.

Por su relevancia y por incluir aspectos que los inversores minoristas no siempre nos paramos a evaluar, hemos creído conveniente hacernos eco de ellos en estas páginas y desarrollarlos un poco para que se entiendan mejor.

Si siguen este decálogo cada vez que se planteen la inversión en un producto financiero concreto, se evitarán muchos sustos y podrán dormir mejor una vez tomada la decisión. Todo sea por nuestra tranquilidad y no formar parte por ejemplo del 20% de españoles que invierte en un plan de pensiones sin saber bien cómo funciona.

Cinco primeros aspectos

La entidad financiera que emite el instrumento de inversión debe estar supervisada y regulada por un estamento público de un país de la zona euro. En España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco de España son los estamentos principales.

La calificación de riesgo, tanto de la entidad financiera o de la empresa emisora del producto de inversión, como del propio instrumento de inversión (otorgado por una calificadora de gran prestigio a nivel local e internacional). Hay que conocer el riesgo real del emisor y del instrumento para poder valorar la conveniencia o no de la inversión.

Asesoramiento por parte de un consultor financiero independiente, a poder ser o un experto en materia de inversiones.

La moneda de inversión es un elemento clave. El desplome de la libra durante 2016 es un ejemplo claro de cómo se pueden depreciar las inversiones por el efecto divisa.

La periodicidad de pagos, por su parte, es importante para poder planificar la parte fiscal de las inversiones así como la conocer la disponibilidad de efectivo que nos facilite.

Cinco aspectos adicionales

Pregúntele a su asesor financiero si los intereses se capitalizan o no, porque en el ahorro a largo plazo que sí lo hagan es especialmente importante para conseguir mejores resultados.

Haga su due dilligence o, lo que es lo mismo, haga los deberes en materia legal y administrativa. Lea la letra pequeña de lo que le ofrezcan y asegúrese de que lo entiende todo antes de firmar la operación. Y sobre todo preste atención a los impuestos y fiscalidad de cada producto para planificar correctamente.

Pregunte a personas que hayan invertido en productos de inversión similares, pero saque sus propias conclusiones. Lo que a otro le fue bien no tiene porqué irnos bien a nosotros. Sin embargo, la forma en que hizo las cosas, sí.

Tenga en cuenta los niveles de inversión en el momento de realizar la operación. No se trata de acertar en el punto de compra o de venta, pero sí de saber cuánto y cuándo puedo invertir en ese momento determinado según mi situación financiera y la de los mercados.

Por último, quizás el consejo más importante: No invierta en un instrumento de inversión que no entienda, asegúrese de conocer el funcionamiento del producto al cien por cien. Seguir a ciegas las modas no siempre es una buena decisión. ¿Sabes por ejemplo por qué no deberías invertir en bitcoins o criptodivisas?


inversiónproductoinstrumento financieroriesgobeneficio