ENTENDIENDO TU CUENTA BANCARIA

Entendiendo cuenta bancaria

TIPOS DE CUENTAS, NUMERACIÓN Y PRINCIPALES CONCEPTOS QUE NOS PODEMOS ENCONTRAR

En 2014 se produjo un cambio importante en las cuentas bancarias de toda Europa. La Zona Única de Pagos en Euros o SEPA (Single Euro Payments Area) nos obligó a sustituir el número de cuenta bancaria (CCC) por el número de cuenta bancaria internacional (IBAN).

De los veinte dígitos que tenía la cuenta pasamos a los veintidós actuales, con el añadido del código país en letra (ES para las cuentas españolas). En realidad, el cambio no lo es tanto y no nos obliga a aprendernos más números, porque esos dos nuevos dígitos provienen de un algoritmo de los veinte antiguos.

Los dígitos de una cuenta bancaria actual se completan con los cuatro que indican la entidad financiera, los cuatro que indican la oficina, dos más llamados dígitos de control y los diez últimos, que forman el número de cuenta.

Tipos de cuentas

Existen tres grandes tipos de cuentas bancarias: a vista, a plazo o remuneradas. Las cuentas a vista (cuentas corrientes y de ahorro) permiten retirar parte o todo el dinero sin penalización. Se diferencian en que la corriente permite el pago a través de cheques y la de ahorro obliga a utilizar una libreta.

Las cuentas a plazo ofrecen una rentabilidad por el dinero depositado en ellas siempre y cuando el capital se mantenga en ellas un tiempo determinado y penalizan la retirada antes de ese plazo.

Por último, existen también las cuentas remuneradas, que ofrecen un poco más de interés que las cuentas a vista aunque permiten disponer del capital sin restricciones. A cambio, tienen una operativa limitada y no permiten domiciliar recibos o nóminas.

Otros conceptos importantes en una cuenta

Cuando recibimos un extracto de nuestra cuenta bancaria o lo vemos por Internet, podemos encontrarnos con conceptos tales como el saldo inicial, que es el capital previo a la operación u operaciones que nos muestran, y que viene registrado en la fecha del movimiento (puede no coincidir con la fecha valor por distintos motivos técnicos).

Igualmente, la entidad financiera nos explica el concepto de la operación, que puede ser retirada de efectivo, comisión, recibos, etc. En el caso de que la operación la hiciéramos nosotros a través de Internet, nos pide siempre que indiquemos un concepto.

Por último, la cuenta nos informa del importe de la operación y de si se trata de un cargo o abono (+ o -) así como del saldo final, que es el resultante de aplicar la operación en el saldo inicial. De nuevo, hay operaciones que se recogen en el saldo unos días más tarde por aspectos técnicos (plazos de ejecución, por ejemplo).


cuenta bancaria operación dígitos saldo tipos conceptos número vista plazo capital entidad ccc iban