FACTORES QUE INFLUYEN EN EL AHORRO PARA LA JUBILACIÓN

Factores que influyen en el ahorro para la jubilación

Cuando piensas en el ahorro que necesitarás para poder mantener tu nivel de vida tras la jubilación sueles quedarte en los dos aspectos más evidentes: la pensión pública que te corresponderá y el ahorro privado que alcances con tu esfuerzo.

Sin embargo, hay seis factores más que dejas de lado y que van a influir en la suma total con la que contarás cuando llegue el día de tu jubilación. Conocer estos aspectos es imprescindible para que puedas preparar tu retiro con total tranquilidad.

Aquí vamos a desarrollar la lista de factores (ocho) que no siempre tenemos en cuenta, pero que tienen un peso muy relevante cuando pensamos en la jubilación y en el capital que necesitaremos tras el retiro laboral. Unos son más obvios que otros, pero todos jugarán un papel relevante en la planificación que hagas de tu jubilación.

Para que te hagas una idea de por qué es tan importante conocer los aspectos que pueden modificar tu planificación te recordamos que incluso la pensión pública cada vez está menos garantizada por lo que los expertos siguen advirtiendo de la necesidad de una hucha privada y que esta hucha debe empezar a crecer lo antes posible.

No puedes planificar tu ahorro si desconoces los aspectos que lo pueden alterar

Los aspectos más obvios

Para empezar por lo más evidente, cuando hablamos de las necesidades potenciales que tendremos tras la jubilación, el factor más evidente es el capital. Lógicamente, cuanto más dinero tengamos ahorrado cuando llegue el momento, mejor nos irá; seguro.

El segundo factor es el de la edad de jubilación. Parece muy obvio hoy que la jubilación nos llegará a los 67 años ¿Seguros? Hace no muchos años nos jubilábamos a los 65 ¿Estás seguro de que de aquí a que te jubiles tú, no iremos ya por los 70?

El tercer factor relevante es nuestra edad actual. Con esa no hay errores. Sin embargo, si piensas que todavía eres joven para empezar a ahorrar para la jubilación , te equivocas de plano. Si esperas a ser abuelo para empezar, te equivocas. Si esperas a tener pagada tu casa, te equivocas... Cuanto antes empieces, mejor. Sin excusas.

Si piensas que todavía eres muy joven para empezar a ahorrar, te equivocas

Los factores más complicados

Si los aspectos anteriores podían estar algo más claros -en apariencia- hay otros que no lo están ni de lejos, pero resultan tan importantes o más que los anteriores. El primero que te vendrá a la mente es la esperanza de vida. Como no hay forma de calcularla, tienes que ser generoso contigo mismo y ser optimista. Ser mujer, no lo olvides, aumenta tus expectativas.

Aunque no seas economista, si planeas un ahorro para la jubilación, tienes que ponerte un objetivo: xxx capital para el año xxx. Eso implica calcular cuánto vas a aportar a la hucha cada año (o cada mes) y, muy importante, cuánta rentabilidad esperas por tu ahorro. Cuanta mayor sea la rentabilidad que obtengas, antes llegarás al objetivo. Sin embargo, debes entender que una mayor rentabilidad conlleva un mayor riesgo.

No sabes cuánto vas a vivir, pero sí sabes que la esperanza de vida aumenta

Los factores que siempre olvidas

Por otro lado, la inflación se va a comer tu ahorro. Si no eres capaz de ahorrar con una rentabilidad mayor a la de la subida de los precios, no estás ahorrando. Tienes que pedir a tus ahorros que batan sí o sí a la inflación de forma constante todos y cada uno de los años que estés acumulando capital para poder vencer a ese enemigo invisible.

Por último, hay que prever lo 'imprevisible'. Si nuestra profesión nos permite trabajar a tiempo parcial o de alguna manera tras la jubilación, podemos contar con una herencia de un familiar directo (padres normalmente) o disponemos de activos que respalden nuestra jubilación (segunda vivienda) el trabajo de ahorrar lo necesario será menor.

Sin embargo, ten cuidado con estas previsiones. Tener en cuenta la posibilidad de un ingreso no esperado no es -ni mucho menos- darlo por hecho. Piensa en ello como en un ingreso extra cuando sea realidad, pero planifica tu jubilación sin contar con que se cumpla.

Recuerda que tener en cuenta la posibilidad de un ingreso no esperado no es darlo por hecho.

El ahorro para la jubilación debes realizarlo con mucha antelación, por lo que es recomendable que lo planifiques con conocimiento de causa. Por eso resulta vital que conozcas todos los factores que afectarán a tu ahorro a lo largo del tiempo.

Algunos aspectos escapan a tu control. Sin embargo, saber que existen te ayudará a planificar mejor este ahorro. En economiaparati.es puedes encontrar numerosos artículos que te ayudarán a planificar correctamente tu jubilación. No dejes de leerlos.


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos