LAS VENTAJAS DEL AHORRO PERIÓDICO

Ahorro

AHORRAR POCO A POCO ES MÁS FÁCIL Y PROPORCIONA MAYOR RENTABILIDAD EN EL TIEMPO

Hay una frase que se atribuye al multimillonario estadounidense Warren Buffet que me encanta: No ahorres lo que te queda después de gastar... ¡Gasta lo que te queda después de ahorrar! Y viene al caso por lo importante que es tener esa mentalidad del ahorro.

El ahorro periódico es tan saludable como el ejercicio o la buena alimentación y su principal ventaja es que aumentará la rentabilidad de nuestras inversiones a través de la diversificación. Además, siempre nos resultará más fácil aportar muchas pequeñas cantidades que una sola grande.

Un ejemplo de lo que puede pasar con un ahorro no diversificado es una aportación a un plan de pensiones que se realice a final de año, como se hace habitualmente. Como los planes se juntan con mucho dinero en el último trimestre del año, suelen tirar de los precios hacia arriba y comprar más caro.

Evitar la época comercial

Un error muy común entre los ahorradores es entrar en los productos financieros en la misma época que el resto del mundo, atraídos por las grandes campañas comerciales de las entidades financieras y sus regalos.

Como es habitual meter dinero en el plan a finales de año, los bancos y cajas nos invitan a ingresar un poco más para conseguir un regalo mejor. Error. Los regalos reducen nuestro beneficio porque son pagos en especie, por lo que aceptando un regalo aceptamos también que parte de nuestro beneficio potencial se vaya por el desagüe de un anzuelo comercial.

Nunca se debe elegir una inversión por el regalo que nos ofrezcan, sino por la rentabilidad potencial. Es mejor tener esos 100 euros que vale un DVD invertidos en el plan de pensiones que guardados en el desván, esperando a que nos haga falta para algo.

Richard Ferri, un autor estadounidense, mantiene una sana teoría: "La mayoría de las firmas de inversión están en el negocio para hacer dinero contigo, no para ti. Cada dólar que ahorras en comisiones y demás gastos te acerca a tu objetivo de inversión".

Timing, ese error tan habitual

Sin embargo, no es el gancho comercial el peor de los males. El principal motivo por el que no debemos ahorrar de golpe es evitar entrar con nuestro capital en un sólo periodo y más, si es en el que sabemos que lo hará la mayoría.

Una de las principales ventajas del ahorro periódico es la tranquilidad con la que vamos haciendo aportaciones, casi sin darnos cuenta. Nuestro dinero trabaja poco a poco, mes a mes y va sumando capital progresivamente. Si el mercado sube o baja no nos afecta tanto porque entramos en momentos de alzas y bajas y todo se compensa. Si entramos de golpe y no es buen momento, podemos perder una parte importante sin darnos cuenta.

Es el riesgo de la no diversificación temporal. Si ahorramos periódicamente, evitamos los picos que habrá en el mercado y, al final del año, la curva de la rentabilidad será más suave.

Además, conviene recordar que el banco puede retirar de nuestros ingresos mensuales una parte que nosotros le digamos e invertirla en un producto financiero donde se convierta en ahorro.


ahorrardiversificaciónrentabilidadtiminginvertirventajasplanesaportacionescapital