LOS MEJORES CONSEJOS PARA MAXIMIZAR TUS AHORROS

Sacar partido a tus ahorros

LA MEJOR INVERSIÓN ES TU FORMACIÓN FINANCIERA. ENTIENDE LO QUE CONTRATAS ANTES DE FIRMAR

El Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) ha publicado un decálogo para poder sacar partido de nuestros ahorros en un momento en que el empleo es precario y los tipos de interés bajos, con todo lo que eso conlleva.

Uno de sus consejos es el de asesorarte por un profesional. En España, siempre hemos entendido como profesional al personal de la sucursal bancaria en la que tenemos el dinero, pero eso no es cierto. Aquí puedes leer más sobre la nueva normativa europea sobre asesoramiento financiero que acaba de entrar en vigor.

Un asesor financiero independiente no te vende lo que tiene, te asesora y aconseja lo mejor para ti, no para su entidad financiera. Sin embargo, trabajan por un fee sobre el capital asesorado y no te van a aceptar como cliente a menos que tengas entre 30 y 40.000 euros. Y eso ya es un cierto capital.

Y si no eres rentable, los únicos consejos que puedes obtener son los que se regalan y recibe todo el mundo. Por tanto, el mejor consejo es invertir en tu formación, en tu educación financiera. Dedícale un poco de tu tiempo a conocer los productos financieros que te proponen, su fiscalidad, su plazo de eficiencia, etc.

Para empezar, planifica

Ahorra a largo plazo. Empieza pronto y dale tiempo a tu dinero para que te consiga dinero. Paciencia.

Planifica. Determina un objetivo en importe y plazo y ajústalo a tu situación patrimonial y capacidad de generación de rentas.

Define un horizonte temporal. Deja que tu dinero haga su trabajo en un plazo razonable y no te agobies mirando a diario su evolución. La volatilidad asusta mucho.

Diversifica. Hay productos que con poco capital ya te permiten rebajar el riesgo. Amplia el rango de tu diversificación a medida que tu capital aumente y baraja distintos activos, mercados y zonas geográficas.

Protege tu ahorro a largo con una cierta liquidez a corto plazo. Nadie está a salvo de imprevistos. Deja una pequeña parte del capital en liquidez para emergencias y a sí no tendrás que echar mano a la hucha.

Estrategia y constancia

Disciplina. No pierdas de vista el objetivo, pero reajusta tu cartera y reduce el riesgo a medida que te acerques al final.

Aporta periódicamente. Las aportaciones periódicas potencian los resultados y reducen los riesgos. Ayuda al dinero a que te ayude.

Valora correctamente los resultados. Recuerda que has cambiado la seguridad de una rentabilidad baja a corto plazo por una rentabilidad potencial a largo. Recuerda también que existe la inflación y que los beneficios pagan impuestos.

Selecciona bien los productos adecuados. Escoge sólo productos regulados. Diversifica la cartera con distintos productos como los fondos de inversión y piensa en las ventajas fiscales de cada uno de ellos.


formacióneducaciónfinancieraconsejostrucosasesorindependienteplanificardiversificarconstanciasestrategia