NUEVAS AYUDAS PARA AHORRAR DINERO PESE A LA SUBIDA DE LA LUZ

Nuevas ayudas para ahorrar dinero pese a la subida de la luz

Según un estudio de Facua-Consumidores en Acción, nuestro recibo de la luz ha subido un 85,7% en solo 15 años y la factura media ha pasado a ser hoy de 80,73 euros, frente a los 43,47 euros que suponía en 2003 (37,26 euros más).

Por este motivo, el gobierno ha aprobado un Real Decreto con medidas urgentes para paliar la escalada de los precios y evitar el riesgo de que algunas personas sufran cortes en el suministro ahora que llega el tiempo frío.

Es posible que tú no necesites estas nuevas ayudas , pero quizás sepas de alguien que sí las pueda necesitar. Aquí te contamos en qué consisten para que tú decidas si conoces a alguna persona que pueda beneficiarse de ellas.

El gobierno ha aprobado un Real Decreto para paliar la escalada de los precios.

La luz, por las nubes.

La energía eléctrica se encuentra estas primeras semanas del otoño en sus niveles máximos de la historia. Según los datos oficiales, estamos en torno a los precios más altos jamás vistos en España, bien por encima de los 75 euros por Megawatio/hora (MWh).

Los motivos de estas subidas nos son ajenos (subidas de las materias primas con las que se genera la energía eléctrica o el precio de los derechos de las emisiones de CO2) pero no las consecuencias, pues se habla de una subida de la luz de casi un 15% en un año.

Y el precio del gas no está muy lejos de esos niveles. La tarifa de último recurso (TUR) media del gas natural sube un 8,4% y se suma al 3,4% de subida que se produjo el tercer trimestre.

La energía eléctrica se encuentra en sus niveles máximos de la historia.

Medidas para evitar la escalada de los precios.

El pasado invierno salió en las noticias que una mujer de edad avanzada había fallecido en su casa por el incendio de un colchón, pues olvidó apagar las velas con las que se iluminaba al tener cortada la luz de su casa por impago de las dos últimas facturas. Y los políticos quieren que eso no se repita.

Para compensar la subida de los precios, el gobierno ha decidido suspender el impuesto del 7% que gravaba la generación y que soportábamos todos los usuarios, así como la derogación del llamado impuesto al sol, que desincentivaba el desarrollo de la energía solar y el autoconsumo eléctrico.

El argumento para derogarlo era de peso: con la medida se pretendía que un país de sol como España tuviera menos instalaciones de este tipo (unas mil) frente al millón que tiene Alemania.

Otras nuevas medidas son la prohibición de que las eléctricas contraten la luz puerta a puerta y un aumento de los escalones para contratar la potencia instalada en los hogares (ahora en múltiplos de 0,1 kW frente a los 1,1 kW anteriores).

El gobierno ha suspendido el impuesto del 7% y por fin ha derogado el “impuesto al sol”.

Ayudas para los más desfavorecidos: el bono social.

Sin embargo, la clave de estas medidas son las dirigidas a los grupos más desfavorecidos, para los que se creó el bono social eléctrico y ahora, el bono social de calefacción, que pretende evitar que se repita la situación que vivimos el año pasado. De hecho, las eléctricas no podrán cortar el suministro a aquellos hogares que tengan menores de 16 años .

El bono social permite aplicar un descuento sobre la factura del consumo de la luz a quienes cumplan una serie de requisitos, principalmente una tarifa eléctrica regulada acogida al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) y una potencia instalada de 10 kw o menos.

Además, hay que cumplir los requisitos para ser considerado cliente vulnerable, cliente vulnerable severo o cliente vulnerable severo en riesgo de exclusión social.

Las eléctricas no podrán cortar el suministro a aquellos hogares que tengan menores de 16 años.

Requisitos para obtener las ayudas.

Condiciones a tener en cuenta para ser considerado un cliente vulnerable y así obtener un descuento en factura del 25%:

- Ser parte de una familia numerosa.

- Recibir la pensión mínima.

- Disponer de una renta anual igual o inferior a 1,5 veces el IPREM de 14 pagas (unos 7.500 euros) en caso de no formar parte de una unidad familiar o no sin menores.

- Poseer una renta anual 2 veces mayor que el IPREM con un menor.

- Contar con una renta anual 2,5 veces mayor que el IPREM con dos menores.

Puntos a tener en cuenta para ser considerado un cliente vulnerable severo y lograr un descuento del 40%:

- Que todos los miembros de la unidad familiar sean pensionistas con pensión mínima y su renta sea inferior a 1 vez el IPREM.

- Ser familia numerosa con una renta inferior a dos veces IPREM.

- Que además de ser cliente vulnerable, la renta sea inferior al 50% de los límites válidos para esos clientes.

Y se consideraría cliente vulnerable severo en riesgo de exclusión social con un descuento del 50% en caso de necesitar ser atendido por los servicios sociales de una Administración autonómica o local que financiara la mitad de la factura.

Existen tres tipos de clientes (vulnerables, vulnerables severos y en riesgo de exclusión social) que se beneficiarán especialmente de las nuevas ayudas del gobierno.

Requisitos sobre el consumo.

Para poder recibir los descuentos descritos no se puede superar un límite de consumo. Los consumidores con renta baja sin menores a su cargo, tienen el límite en los 1.200 kWh al año.

Los que tengan a su cargo un menor no pueden superar los 1.680 kWh al año, igual que los pensionistas. Si hay dos menores a cargo el límite sube hasta los 2.040 kWh al año. Y, en el caso de familias numerosas, hasta los 3.600 kWh.

Cómo solicitar el bono social

Para solicitar el bono social solo es necesario descargar la solicitud desde la página web de la compañía eléctrica o solicitarla directamente en una de sus oficinas y adjuntarla después con toda la documentación que acredita la situación actual del usuario. Es muy importante que la persona que solicite la ayuda sea la titular del contrato.

Aunque no te encuentres entre el público al que van dirigidas estas ayudas, es posible que conozcas a alguien que las pueda necesitar. Y quizás también necesite tu colaboración para solicitarla.

Lo que sí es seguro es que saldrás beneficiado con el descuento del 7% que mencionamos al principio y, ¿quién sabe? Quizá también con la derogación del “impuesto al sol”. Esperamos poder seguir dándote buenas noticias como éstas mucho tiempo.


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos