PRODUCTOS FINANCIEROS: PLANES DE PENSIONES

Pinturas

CUÁLES SON PRINCIPALES VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LOS PLANES DE PENSIONES

Un plan de pensiones es un producto de ahorro a largo plazo cuya principal utilidad es complementar la pensión proporcionada por la Seguridad Social tras el final de la vida laboral de los trabajadores.

Dado que la hucha de las pensiones públicas cada vez tiene menos dinero, la posibilidad de que no nos pueda ofrecer unos ingresos dignos cuando nos jubilemos aumenta. Algunos ya nos jubilaremos con 67 en vez de con 65 años debido, precisamente, al envejecimiento de la población y a la necesidad de que coticemos más dinero y más tiempo al sistema público.

Ante la necesidad de que contemos con un dinero extra propio por lo que pueda pasar con las pensiones públicas, es recomendable acumular una hucha, y el producto financiero más lógico para ello es el plan de pensiones.

Los planes funcionan como un fondo de inversión, por lo que dependiendo del riesgo que queramos asumir, pueden invertir en deuda o en bolsa. Lógicamente, a mayor riesgo, mayor potencial de crecimiento.

Ventajas de los planes de pensiones

La principal ventaja de los planes de pensiones es que desgravan. Esto es, que el dinero invertido en ellos reduce nuestra base imponible en la declaración de la renta del año en que hacemos una aportación al plan.

A la hora de recibir lo ahorrado, los planes permiten que el dinero se obtenga en forma de renta periódica, todo de una sola vez como capital, o una combinación de renta y capital, según nos convenga.

La segunda gran ventaja es que acumulan y reinvierten las plusvalías obtenidas, con lo que el dinero aportado al plan de pensiones trabaja para nosotros creando más dinero a lo largo del tiempo.

Otras ventajas de este producto son la gestión profesional del mismo que realiza un especialista financiero, la diversificación de los activos en los que invierte y la transparencia, pues el ahorrador conoce las características del plan antes de invertir en él.

Desventajas de los planes

La principal desventaja de los planes de pensiones es la iliquidez, que implica que el dinero depositado en ellos no puede recuperarse salvo por una serie de motivos muy concretos, tales como enfermedad grave, invalidez laboral, fallecimiento, dependencia severa o gran dependencia y desempleo de larga duración.

A pesar de lo que dicen las entidades financieras españolas, no existe variedad suficiente de planes de pensiones entre los que elegir, siendo en su inmensa mayoría, planes de pensiones de renta fija, que se caracterizan por su baja rentabilidad.

Tampoco se trata de productos bien gestionados en su mayoría. Si miramos su rentabilidad a tres y a cinco años, el número de planes cotizados que no sólo no rentan sino que pierden dinero es elevadísimo. Por tanto, las posibilidades de adquirir un plan de pensiones malo en España son muy altas.

Las comisiones que soportan pueden reducir su rentabilidad, pues las cobra tanto el gestor del plan de pensiones, como la entidad financiera depositaria. Si el plan no es lo bastante bueno, las comisiones pueden terminar de rematarlo.

José Julián Martín Toledo

plan de pensionesahorrodesgravación fiscaljubilacióncapitalrenta