PLANES DE PREVISIÓN ASEGURADOS O PLANES DE PENSIONES

PPA vs PP

DEPENDIENDO DE LA EDAD, PUEDE SER MÁS INTERESANTE UN PPA QUE UN PLAN DE PENSIONES

Aunque el producto más conocido a la hora de ahorrar para la jubilación es el tradicional plan de pensiones, existen otras opciones interesantes y que pueden ajustarse mejor a tus necesidades.

Quizás la principal diferencia entre planes es que el PPAs o Planes de Previsión Asegurados te ofrece una rentabilidad fija. El matiz más importante es que si estás en tus últimos años de vida laboral, no te interesa correr ningún riesgo con las inversiones para tu jubilación, por lo que la opción del PPA puede ser la más adecuada.

Recuerda que los dos instrumentos te ofrecen la misma fiscalidad y, en ambos, no puede disponerse del dinero hasta la jubilación.

La edad como factor más relevante

Así, el proceso normal en una inversión con vistas a la jubilación pasa por empezar pronto y asumir los primeros años un cierto riesgo para ganar más. Eso pasaría por un plan de pensiones de renta variable o mixto, que se iría convirtiendo en un ahorro más defensivo con los años, para terminar en un plan de renta fija puro o en un PPA cerca ya del final.

Para poder realizar esta estrategia hay que invertir inicialmente en planes, que nos permiten ir cambiando de estrategia (menor riesgo), aportar cada año según nuestras posibilidades o no invertir nada si la situación no lo permite.

Conviene saber que todas las inversiones que comportan riesgo bajo o cero ofrecen rentabilidades menores, por lo que no son adecuadas para un ahorro a muy largo plazo.

Otros matices importantes

Desde un punto de vista legal o jurídico, los planes son instrumentos de ahorro y tienen la forma jurídica de un contrato, mientras que los PPA son seguros de vida-ahorro.

Por tanto, en el caso de un PPA, como se trata de un seguro, en caso de fallecimiento del titular, los beneficiarios reciben el saldo acumulado más un capital adicional, lo que resulta muy interesante si hay personas dependientes.

En ambos casos, llegada la jubilación se podrá disfrutar del ahorro acumulado en forma de renta (poco a poco) o bien de capital (todo de una vez).

La ley permite movilizar o traspasar los derechos económicos de un plan de pensiones a un plan de previsión asegurado, y viceversa, sin penalización ni comisiones por ello. Así, la verdadera ventaja es que puede ser usuario de los dos, según le interese cada momento.


PPAplan de pensionesjubilaciónrentabilidadfiscalidadedadseguros