PREGUNTAS CLAVE PARA PLANIFICAR CORRECTAMENTE LA JUBILACIÓN

Planificar jubilación

CUÁNDO EMPEZAR, CON QUÉ INSTRUMENTO O EN QUÉ ENTIDAD FINANCIERA, SON CUESTIONES VITALES

Por lo general, los españoles dejamos la previsión para el retiro profesional para demasiado tarde. Quizás sea por ese bajo nivel de educación financiera que tenemos, pero la realidad es que afrontamos esta decisión con poca antelación y no siempre de la mejor manera posible.

Una forma de plantearnos esta importante decisión es la de responder a las siete preguntas clave que vamos a hacernos cuando pensemos en nuestras necesidades financieras, una vez terminada nuestra vida laboral.

Y la primera de esas preguntas siempre va a ser cuándo debemos empezar a ahorrar con ese fin. Pues bien, la respuesta es simple: lo antes posible, pues cuanto antes acumulemos un capital, antes tendremos un dinero trabajando para nosotros y menor será el esfuerzo necesario para alcanzar nuestros objetivos.

Primeras dudas

El ahorro a largo plazo con el objetivo de la jubilación necesita de una planificación adecuada, que contemple nuestras necesidades futuras a partir de nuestras posibilidades presentes y no olvide en ningún momento del tema fiscal, tan importante en todo momento. Si eres un millennial o tienes uno en casa, te conviene conocer los resultados de la tercera oleada de la Global Investment Survey que, entre otros datos, indican que los millenials españoles creen que tendrán pensión pública de jubilación.

Preguntar en nuestra entidad financiera puede resolver alguna de nuestras dudas, pero no todas. Lo ideal es buscar la figura de un asesor financiero independiente que nos pueda dar los consejos adecuados, sin pretender que contratemos el producto que más comisiones le deje.

En cualquier caso, este ahorro no es café para todos, ya que una persona más joven tiene un perfil distinto al de otra de edad más avanzada y podrá asumir más riesgo al contar con un margen de tiempo más amplio. Según el V Barómetro del Ahorro del Observatorio Inverco, aumenta el porcentaje de ahorradores que invierte para completar la jubilación.

Lo que sí resulta más interesante para todos, y no siempre se contempla, es la aportación de forma mensual para diversificar el riesgo en el momento de la inversión.

Dudas más avanzadas

Las dos grandes incógnitas que debemos responder son las que hacen referencia al producto diseñado para la jubilación y a la entidad depositaria de ese producto. Acudir a la segunda nos puede hacer salir de la misma con un instrumento financiero que no es el idóneo, por lo que tan importante es decidir la forma de catalizar el ahorro, como la entidad depositaria del mismo.

Conviene recordar que no solo existen los planes de pensiones y que también se puede ahorrar para la jubilación a través de los Planes de Previsión Asegurados (PPA) y de los Planes de Ahorro Individual Sistemático (PIAS). Para conocer más sobre las ventajas y desventajas de cada una de las tres opciones puedes consultar en nuestra propia web los planes de previsión asegurados o planes de pensiones.

Por último, a la hora de elegir la entidad depositaria de nuestro ahorro debemos valorar la calidad de sus productos (rentabilidad) y su solvencia.

En el caso de elegir la opción de los planes de pensiones en Morningstar.es puedes encontrar un ranking de los planes que se comercializan en España con sus rentabilidades a corto y medio plazo, así como sus comisiones.


jubilaciónpensiónahorroplanificaciónestrategiaprevisión