PRODUCTOS FINANCIEROS: FONDOS DE INVERSIÓN

Productos financieros

¿QUÉ SON, QUÉ TIPOS EXISTEN Y QUÉ COMISIONES SUFREN?

Un fondo de inversión es un producto financiero en el que los ahorradores colocan su dinero para poder invertir de forma conjunta y diversificar así las fuentes de sus ingresos. Es un producto similar en cuanto a funcionamiento a los planes de pensiones.

Una participación en un fondo da derecho a la parte proporcional de los activos que posea el fondo, por lo que con un desembolso pequeño, un ahorrador puede ser accionista de varias empresas cotizadas o de diversos activos monetarios o inmobiliarios, según el objeto de inversión del fondo.

Su gestión está en manos de profesionales y su custodia en las de Sociedades Gestoras con el concurso de una entidad depositaria.

En estos momentos, en España, hay registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) más de 25.000 fondos de inversión.

Principales tipos de fondos

Existen más de diez tipos de fondos de inversión según cual sea su vocación inversora, aunque para simplificar las cosas, en este artículo distinguiremos tres categorías según la clase de activos en que invierten; y dos más, según la gestión realizada.

Así, los fondos pueden ser FIAMM (fondos de inversión en activos del mercado monetario) que se caracterizan por ser fondos muy conservadores e invierten principalmente en deuda pública a corto plazo; pueden ser Fondos de renta fija, que invierten en letras, bonos y obligaciones de los estados o empresas en plazos mayores a 18 meses; o Fondos de renta variable, que son los que invierten en acciones.

Por otro lado, según la gestión realizada, los fondos de inversión pueden ser de gestión pasiva, si sus activos replican la composición de un índice de bolsa o deuda, o de gestión activa, si es el gestor quien decide en cada momento cuales son los activos más indicados para el fondo, según su filosofía inversora.

Comisiones principales

Las principales comisiones que sufre un fondo de inversión son: comisión de gestión, de depósito, de suscripción y de reembolso.

La Comisión de gestión es la que perciben los gestores del fondo por el trabajo desarrollado. Suele ser un porcentaje del patrimonio del fondo y no depende de que obtenga o no beneficios, aunque existen otros que sólo cobran esta gestión cuando el fondo obtiene ganancias.

La comisión de depósito es la que percibe la entidad depositaria que guarda los activos (acciones, bonos, etc.) de que se compone el fondo.

La comisión de suscripción es la que percibe la gestora cuando el inversor decide adquirir una parte del fondo de inversión (compra una participación).

Por último, la comisión de reembolso es la que cobra la gestora cuando el ahorrador sale del fondo.


fondoscomisionescomisión depósitocomisión reembolsocomisión suscripcióninversiónahorradorcnmvfiammfimparticipaciónrenta fijarenta variablefondo financierogestión activagestión pasiva