¿QUÉ ES EL ASESORAMIENTO FINANCIERO?

factura

SI ME DEJO ASESORAR EN TEMAS TRIBUTARIOS Y LEGALES ¿POR QUÉ NO EN LOS FINANCIEROS?

Cuando hablamos de asesoramiento financiero nos referimos en realidad a asesoramiento financiero independiente. La diferencia es muy notable porque tenemos la mala costumbre de acudir a las entidades financieras como si un banco o caja fuera un supermercado con multitud de productos de diferentes marcas y no tuviera intereses comerciales.

Si pagamos a un asesor fiscal para nuestras dudas sobre impuestos y a un asesor legal para nuestras dudas sobre leyes, lo razonable es pagar a un asesor financiero para nuestras dudas sobre inversiones ¿O no?

Los consejos del empleado de la sucursal son gratuitos porque no le pagan para eso, sino para colocarnos los productos que tiene en su entidad, por eso nunca será un asesor financiero independiente.

Cómo distingo a un asesor financiero independiente

Un asesor financiero debe ser una persona con la formación y la experiencia adecuadas (no basta con trabajar en un banco o aseguradora o ser licenciado en empresariales o económicas) debe tener una titulación que la certifique y una independencia que le permita identificar lo mejor para su cliente (hacer recomendaciones personalizadas).

Antes de hablar con un asesor financiero conviene asegurarse de que dispone del título oficial en España que otorga la EFPA (European Financial Planning Association) y que es el de EFA (European Financial Advisor o Asesor Financiero Europeo).

Otra opción es la de contratar a una Empresa de Asesoramiento Financiero Independiente (EAFI), que están reguladas por la Ley del Mercado de Valores y registradas en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

¿Me interesa tener un asesor?

Seguramente a todos nos interesa tener a un asesor financiero independiente para que nos ayude en las decisiones que afecten a nuestro dinero. Sin embargo, no todos interesamos a los asesores financieros independientes. Déjeme que se lo explique.

Aunque no existe un precio fijo por los servicios de asesoramiento financiero, y cada empresa puede decidir sus tarifas, sí hay un hecho evidente. Cuanto mayor sea su patrimonio, más asesores van a estar dispuestos a tenerle como cliente. Así, si su capital para invertir no supera el millón de euros puede olvidarse de las EAFIs y tendrá muchas dificultades en encontrar asesor independiente si su capital no supera los 30.000 euros.

En realidad, para los asesores independientes usted no es rentable como cliente por debajo de los 50.000 euros. Si le sirve de algo le recordaré que para ser cliente de banca privada le pedían antes de la crisis 60.000 euros. Así que ya lo sabe, si no alcanza esos niveles de capital, las decisiones sobre su ahorro debe tomarlas solo.


asesor financiero financiación tributos patrimonio capital invertir EFPA EAFI CNMV