QUÉ ES MÁS INTERESANTE UNA RENTA VITALICIA O UNA HIPOTECA INVERSA

Renta vitalicia o hipoteca inversa

DEPENDE DEL DESEO DE GASTARSE LO OBTENIDO POR LA PROPIEDAD O DE DEJAR ALGO MÁS EN LA HERENCIA

Dos formas interesantes de plantearte una mejora en los ingresos tras la jubilación son las rentas vitalicias y la hipoteca inversa. Ya hemos hablado de ambas en esta web, pero ahora pasamos a compararlas para que aquellos que se planteen ambas, puedan tener argumentos para decidir mejor.

El caso se plantea siempre para una persona que viva sola, supere los 65 años y tenga una vivienda en posesión. Para una renta vitalicia, se puede realizar también con oficinas, naves o locales, pero no podríamos entonces realizar la comparación, pues la hipoteca inversa sólo se realiza con una vivienda.

En el caso de la renta vitalicia, la titularidad se transmite pero se mantiene el usufructo, mientras que en la hipoteca inversa la titularidad se mantiene.

Ventajas de cada una

Para los dos casos, se genera una renta mensual vitalicia, se sigue viviendo en la casa o se la puede alquilar. Sin embargo, en una renta vitalicia la persona deja de pagar los gastos de la propiedad y en una hipoteca inversa puede cancelar la hipoteca en cualquier momento.

En cuanto a la renta a percibir, para una renta vitalicia, se calcula a partir del valor de mercado y la edad del contratante. En tanto, en la hipoteca inversa, se calcula a partir del valor de tasación y la edad. Por lo general, se obtiene una mensualidad mayor con la primera.

Las modalidades son parecidas con una salvedad: la renta vitalicia permite el pago único de capital, además de las compartidas con la hipoteca inversa (vitalicia o temporal) y que ambas permiten solicitar un anticipo.

Más datos

Al fallecimiento, mediante una renta vitalicia, el adquirente tendrá la plena disponibilidad del inmueble, pero en el caso de una hipoteca inversa, los herederos reciben la propiedad con la deuda y tienen entre seis y doce meses para hacer frente a su pago total para recuperarla.

Al contratar cualquiera de los dos productos no hay que abonar ningún pago. En la hipoteca inversa, los gastos de formalización se descuentan del capital total del préstamo hipotecario. Por su parte, con la renta vitalicia todos los gastos, honorarios e impuestos que se generan son a cargo del comprador.

Por lo general, la renta vitalicia interesa a personas mayores que no tienen hijos, porque al cobrar más cada mes, la herencia que dejan se reduce. Además, exime al propietario de abonar los gastos de comunidad y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).


ingresosjubilaciónhipoteca inversarenta vitalicia