¿QUÉ ES UNA EAFI?

Asesor financiero

UN BANCO PRIVADO QUE SÓLO SE DEDICA A ASESORAR A SUS CLIENTES

Una vez que se crea la figura del asesor financiero independiente en 2008 no tarda en surgir la de las empresas de asesoramiento financiero (EAFI): son personas físicas o jurídicas que únicamente pueden realizar recomendaciones personalizadas a un cliente sobre operaciones relativas a instrumentos financieros, a empresas sobre estructura del capital o estrategia industrial, y la elaboración de informes de inversiones y análisis financieros.

La figura es una evolución de la de la banca privada, una entidad financiera que daba servicios personalizados a clientes a partir de un mínimo muy elevado de patrimonio financiero. La salvedad es que las EAFIs no pueden hacer intermediación financiera (vender sus productos) ni ofrecer depósitos (es imprescindible una ficha bancaria).

Como las EAFIs sólo pueden obtener ingresos entonces por sus tarifas como asesores, su especialización es mayor, lo mismo que su independencia, pues no ganan nada vendiendo productos de una marca concreta y sí, con mejores resultados.

Ventajas de las EAFIs

Por lo tanto, la principal ventaja de una empresa de este tipo es su especialización en los servicios de asesoramiento a particulares y empresas. Esto se traduce, como pretendía la normativa europea que las creó, en una mayor transparencia y seguridad, pues están supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Son positivas para los clientes porque se reducen las comisiones de intermediación o venta de productos financieros y se consiguen unos mejores resultados al poder ofrecer lo mejor que haya en el mercado, independientemente de la marca que lo distribuya (planes de pensiones o fondos de inversión de cualquier firma).

Del mismo modo, con el fin de obtener mejores resultados su gestión es más activa (revisiones de las carteras y reuniones con el cliente más periódicas) ofrece soluciones personalizadas para cada clientes según las necesidades que manifieste.

¿Cuánto cuesta contratar una EAFI?

En realidad, ahora lo contaremos, el problema de las Eafis no es el coste, sino que tengamos o no el patrimonio mínimo necesario para que nos acepten como clientes. Porque aunque se dediquen únicamente al asesoramiento y no vendan productos ni puedan ofrecer depósitos, las Eafis están dirigidas a patrimonios elevados.

Como explica la CNMV, las tarifas de las Eafis se podrán aplicar sobre el valor efectivo de la cartera asesorada y/o sobre la revalorización de dicha cartera; o un poco sobre cada una de ellas, según se refleje en el contrato.

"Si no se indica nada, se entenderá que ambas tarifas son sustitutivas y se debe aplicar la que resulte más beneficiosa para el cliente".

Además, estas empresas pueden cobrar un fijo por el tiempo que dedican (en horas) a estudiar la cartera del cliente.


eafibanco privadoasesoramiento financiero