30 PREGUNTAS CLAVE PARA ABRIR UN NEGOCIO RENTABLE

30 preguntas clave para abrir un negocio rentable

Cuando decides empezar una vida laboral como empresario te enfrentas a un reto muy importante, pues has de organizarte muy bien para no dejarte nada en el tintero que luego pueda volverse en tu contra.

Si recoges un negocio que ya está marcha, puedes continuar con lo que se está haciendo y luego, ir mejorando las cosas que no te gusten o que se puedan hacer mejor. Sin embargo, si arrancas una nueva aventura todos los pasos previos son decisiones tuyas y cualquier error que cometas, tendrá sus consecuencias.

En las próximas líneas te proponemos una serie de preguntas separadas en varios módulos que debes responder de la forma más sincera posible para poder encauzar tu proyecto empresarial. Se trata de un examen sobre ti y sobre tu idea de negocio que te ayudará a dar los primeros pasos con sensatez y valorar si realmente estás haciendo lo correcto.

Piensa primero si emprender es bueno para ti y tu familia en estos momentos

Los primeros pasos…

En realidad, la primera pregunta está fuera del cuestionario y debes hacértela tú mismo: ¿Emprender un negocio es bueno para ti y para tu familia en estos momentos? Piensa que no todos tenemos el temperamento adecuado, la motivación y las habilidades necesarias para emprender. Por otro lado, no es lo mismo emprender por necesidad que por vocación.

Sea cual sea tu caso, valora tú mismo tus motivaciones, tus habilidades y los motores para que hayas decidido emprender con estas cinco primeras cuestiones.

1. ¿Es mi idea un negocio o un hobby?

2. ¿Tengo la personalidad y la fortaleza mental necesarias para ser empresario?

3. ¿Tengo la habilidad y/o la capacidad de empezar un negocio?

4. ¿Por qué quiero empezar un negocio?

5. ¿Es bueno para mí y para mi familia ?

Saber bien qué necesitas para tu nueva actividad te acercará al plan de negocio.

La logística de tu proyecto empresarial

Tu negocio precisa de una logística, unas bases y unas necesidades que han de ser cubiertas, así como de unos objetivos. En este punto, plantearte bien qué necesitas te permitirá alcanzar los objetivos del plan de negocio. Vamos a valorar las necesidades del proyecto:

6. ¿Qué clase de negocio quiero tener?

7. ¿Dónde quiero ubicarlo?

8. ¿Qué espacio necesito?

9. Si se trata de un negocio desde casa , ¿habrá que hacer reformas para la actividad empresarial?

10. ¿Puedo negociar un alquiler comercial?

11. ¿Qué clase de equipo necesitaré?

12. ¿Cuántos empleados serán precisos?

13. ¿Qué parte de mi negocio no soy capaz de hacer por mí mismo?

Plantéate qué necesitas para alcanzar los objetivos de tu plan de negocio.

La parte financiera

Aquí llegamos a la desagradable parte financiera del reto: el dinero. O bien lo tienes, o bien habrás de pedirlo prestado. Olvídate de la financiación a través de las tres F's (family, friends and fools; familia, amigos y locos, en español) y piensa en una financiación más profesional que te obligue a responder preguntas incómodas y a valorar tu proyecto empresarial.

14. ¿Puedo permitirme dejar mi empleo actual, reducir jornada o asumir un segundo empleo?

15. ¿Cuáles son los costes iniciales estimados?

16. ¿Cómo obtendré el capital?

17. ¿Utilizaré un crédito personal o empresarial ?

18. ¿Sabes cómo conseguir un buen crédito?

19. ¿Sabes negociar un préstamo?

20. ¿Has explorado todas tus opciones financieras?

21. ¿Tienes derecho a alguna subvención?

La búsqueda de una financiación profesional pondrá a prueba tu proyecto.

El inevitable plan de negocio

La clave para que el proyecto salga adelante y te permita ganar dinero es que la idea funcione y esté bien planteada. Todo eso queda recogido en un plan de negocio, pero no todos los emprendedores lo trabajan lo suficiente antes de dar sus primeros pasos. Valora el tuyo con las siguientes nueve preguntas.

22. ¿Puedes permitirte errores, que el proyecto falle?

23. ¿Tengo un plan de negocio con objetivos claramente establecidos?

24. ¿Es única mi idea?

25. ¿Cuál es mi competencia?

26. ¿Cómo decido si mi producto se venderá o no?

27. ¿Cómo decidiré si el precio es o no competitivo?

28. ¿Tengo un plan de ventas?

29. ¿Tengo un plan de marketing?

30. ¿Quiénes son mis asesores de confianza?

Comprueba si tu plan de negocio es realista y no se trata de una quimera: ¿puedes permitirte que el negocio falle?

Emprender es un reto que no debes asumir si no estás convencido de ello. Si no crees en tu capacidad para emprender y en tu idea de empresa, si no puedes permitirte errores o, más aún, si no puedes permitirte que el proyecto falle, deberías plantearte otras opciones.

Con estas preguntas, en economiaparati.es te ayudamos a valorarte y a valorar tu idea de negocio, pero la decisión es tuya. Si has respondido al cuestionario con sinceridad, tú mismo sabrás si has tomado la decisión correcta al emprender.


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos