AHORRO ENERGÉTICO

control temperatura

Utiliza el termostato para la calefacción y el aire acondicionado, así ahorrarás energía y mejorarás tu bienestar. Una temperatura razonable pueden ser 22 grados. Intentar bajar o subir esa temperatura puede suponer un fuerte impulso del consumo eléctrico o de gas.


temperaturacalefacciónaire acondicionadoahorrarenergía