CÓMO AHORRAR EN LA CONTRATACIÓN DE LOS SEGUROS

Ahorrar en seguros

EL SEGURO MÁS BARATO NO ES EL DE MENOR PRECIO, SINO EL QUE MEJOR CUBRE TUS NECESIDADES

Aunque en la sección “consejos” puedes ver alguna de las ideas que te proponemos para que tus seguros te salgan más baratos, aquí te vamos a dar unas pequeñas pautas para conocer mejor de qué manera puedes economizar en tus seguros.

Lo más importante que debes tener en cuenta es que el seguro más barato no es el que vale menos, sino el que te cubre las contingencias que necesitas cubrir al mejor precio. Y eso no es lo mismo.

Hay una gran competencia en el mercado que ha provocado una fuerte competencia en precios. Sin embargo, las ofertas que permiten vender productos de menor precio pueden no cubrir lo que quieres o necesitas.

PRIMERAS SUGERENCIAS

Piensa detenidamente qué coberturas necesitas para cada seguro que consideres tener (vehículos, coche, vida, etc.) y pide lo mismo a todas las compañías. Intenta comparar peras con peras y manzanas con manzanas. Ten en cuenta, por lo tanto, que cada uno debemos tener un seguro distinto y que debe ser a medida.

Si quieres reducir el precio de un seguro pon de tu parte. Si instalas medidas de seguridad para prevenir los daños en el objeto a asegurar y se lo comunicas a la compañía, esta te bajará el precio. Si instalas una alarma o rejas en tu vivienda, reduces el riesgo y, por tanto, el precio del seguro.

Utiliza los comparadores online cuando tengas claro qué necesitas y realiza una preselección. Utiliza esa lista de aseguradoras y cotéjala con tu corredor de seguros para que él te guíe en la elección final.

Otras ideas interesantes

Los seguros suelen ser de pago único, es decir, que la prima se abona una vez al año. Si se fracciona el pago para que no nos machaque un mes concreto, pagaremos más por el mismo seguro. Evítalo, ahorra cada mes un poco y ten preparado el importe del pago único.

De la misma manera, procura que todos tus seguros estén en la misma compañía. En estos tiempos que corren la fidelidad se paga y debes aprovecharlo. Si cambias de compañía, pide ofertas para todos los seguros y no uno a uno.

Por último, evita los siniestros o valora si te conviene dar parte al seguro en un momento determinado. Tener siniestros puede aumentar el precio de la prima en el año siguiente y siempre es motivo de fricción entre aseguradora y asegurado.


segurobaratonecesidadesconsejoscoberturas