CÓMO OPERAR CON CHEQUES

Cheques

ESTOS INSTRUMENTOS SE UTILIZAN POCO POR LOS INCONVENIENTES QUE DIFICULTAN SU COBRO, PERO AÚN EXISTEN

El uso del cheque personal como medio de pago ha disminuido mucho en los últimos años gracias a la aparición de otros medios más cómodos, como las tarjetas de crédito y la banca online, pero también, y sobre todo, por los inconvenientes que dificultan su cobro.

Si pretendemos cobrar un cheque necesitamos que el librador disponga del dinero necesario en la entidad y cuenta bancaria en la que figura como librado. Además, cobrar por cheque tiene un cargo vía comisiones. Nos pueden cobrar comisiones si no cobramos el cheque en la misma entidad (incluso en la misma sucursal).

Además, es un documento que resulta relativamente fácil de falsificar o alterar, por lo que esta debilidad puede perjudicar tanto al emisor, como a la persona que lo pretende cobrar.

Sin embargo, como todavía hay personas que los utilizan, apuntamos los consejos que se dan desde el Banco de España para evitar males mayores, tanto si abonamos como si recibimos algún pago de esta manera.

Consejos para pagar con cheques

La primera advertencia es la de no rellenar el cheque hasta el momento de entregarlo o utilizarlo. Por supuesto, esto incluye la de no firmar nunca un documento de este tipo hasta el momento de la entrega.

Para mayor seguridad, es mejor escribir dos veces el importe a pagar: Una en números y otra en letras. En los dos casos se rodea el importe con símbolos o líneas para que nadie pueda escribir cifras o palabras adicionales (por ejemplo, #100,00# €).

Conviene recordar siempre que un cheque es pagadero a la vista; es decir, en el momento de su presentación, no importa cuál sea la fecha que pongamos en él. Da igual extender un cheque para dentro de una semana; desde que sale de nuestra mano, es posible cobrarlo.

Por tanto, es importantísimo si extendemos un cheque, tener la seguridad de que en la cuenta hay los fondos necesarios para cubrir el importe. Además, si se quiere tener constancia de quién ha cobrado el cheque, se ha de extender nominativo y cruzado o a abonar en cuenta.

Consejos para cobrar mediante cheques

Más o menos, es lo mismo que advertimos antes. En primer lugar, hay que cerciorarse de que al cheque no le faltan ninguno de los elementos esenciales y, como medida de precaución, si no conocemos bien a la persona o empresa que extiende el cheque, mejor exigir un cheque conformado.

Por otro lado, si se quiere cobrar el cheque en efectivo y evitar las comisiones, se ha de presentar en la misma sucursal en la que figura el librado o, al menos, abonarlo en una cuenta de la misma entidad financiera. Siempre se puede preguntar antes de iniciar la tramitación del documento por las comisiones de la operación.

Para terminar, hay que tener en cuenta que si se ingresa un cheque procedente de otra entidad en nuestra cuenta, la fecha valor será el día hábil después de la operación y no en el momento. No hace tanto tiempo, esta operación tardaba tres días, lo que justificaba el fin de los cheques en favor de otros instrumentos.


chequesmedios de pagoconsejosoperartransferenciastarjetas