¿COMPENSA MANDAR A TUS HIJOS A LA UNIVERSIDAD?

Cómo solicitar la devolución del IRPF por maternidad o paternidad

Dado que el precio de las matrículas universitarias sigue subiendo y que el paro juvenil también crece (36,6% en marzo de 2018) algunos padres nos preguntamos si todavía sale rentable invertir en los estudios superiores de nuestros hijos.

En post anteriores, en economiaparati.com hemos recogido que la probabilidad de obtener una titulación de Grado (licenciatura universitaria) es menor en España que en muchos de los países europeos más desarrollados, según los últimos informes disponibles.

Pero también, que repetir asignaturas eleva mucho el precio por crédito (asignatura), que hay pocas ayudas para los estudios superiores (becas universitarias) y que los precios de las universidades cambian mucho según la Comunidad Autónoma en la que se encuentren.

De todo ello, podemos entender que existan serias dudas entre las familias españolas a la hora de valorar si compensa o no enviar a los jóvenes a la universidad. Para dar respuesta a esa cuestión, hemos buscado los datos que recogen las universidades. Estas son las conclusiones:

La universidad es más cara cada año y el paro juvenil es muy elevado

Estudiar como forma de evitar el desempleo juvenil

Para las estadísticas, el dato de desempleo juvenil alcanza hasta los 25 años, una edad en la que los universitarios están terminando sus estudios e incorporándose al mercado laboral, por lo que resulta evidente que un estudiante en sus últimos años de carrera todavía no está empleado.

Así, la tasa de desempleo en menores de 25 años en marzo de 2018 era en España del 36,3% frente al 6,6% de Alemania, el país de la Unión Europea con la tasa de paro juvenil más baja y frente a la media de la UE, que era del 16,8%, pero el dato podría incluir también a los jóvenes que están todavía en la universidad.

La cuestión es si los jóvenes que pasan por la universidad tienen más posibilidades de abandonar el desempleo al terminar sus estudios, estén o no incluidos en esta estadística del paro juvenil. Podríamos decir que los universitarios no están empleados, pero están ocupados invirtiendo en su futuro.

El universitario puede no estar empleado, pero tampoco está inactivo

Los estudios superiores facilitan el acceso al mercado laboral

La Educación Superior contribuye a mejorar la empleabilidad y la renta y, en consecuencia, el nivel de progresión social, según apunta la XII edición del estudio “La Universidad Española en Cifras. Año 2016 y curso académico 2016/ 2017”.

Los niveles generales de empleo de una economía inciden en el nivel de empleabilidad de los diferentes niveles formativos. En las economías desarrolladas el nivel de empleo de la población activa con mayor nivel de estudios es siempre superior.

En 2016, la tasa de empleo de la población (25-64 años) con estudios de Grado era en España del 79%, frente al 82% de la OCDE, aumentaba al 90% para los que poseían doctorado, pero era ya del 84% para los que poseían un máster. El porcentaje bajaba hasta el 70% con estudios post secundaria no superiores y hasta el 58% para los demás.

Así, de los datos no se deduce que la población con estudios superiores tenga dificultades diferenciales de empleabilidad con la del resto de países porque su formación sea inadecuada, sino que este problema se debe a causas como la debilidad estructural del mercado laboral español o las competencias adicionales que exige un empleo.

El licenciado español tiene una tasa de empleo del 79% vs. al 82% de la OCDE

No todas las licenciaturas responden igual

Según el informe, los grados de inserción laboral son diversos según los campos de estudio y la especialización de los diferentes países. Por ejemplo, en España, la tasa de empleo de los licenciados de la rama de Ciencias de la Salud es 12 puntos superior a la registrada en la rama de Artes y Humanidades.

Otro aspecto relevante es que la posición relativa de la tasa de empleo de los egresados de la rama de Ingeniería y TIC, la más baja de las mostradas a nivel internacional, revela la baja intensidad tecnológica de la economía española.

Por otro lado, durante la crisis (2008 a 2014) la formación superior ha permitido resistir mejor la degradación del mercado de trabajo en España. Un 16,7% de la población activa española continua en paro al finalizar 2017, mientras que el paro afecta al 9,3% de esa misma población activa con estudios superiores.

Al terminar la crisis, solo los empleos con Educación Superior han crecido sin pausa. Desde 2008 hasta 2018 se han creado 1.473.800 empleos para trabajadores con titulación superior, mientras que en ese periodo la economía española ha destruido 2.857.300 empleos con requisitos formativos inferiores.

Hay licenciaturas más enfocadas al mercado laboral que otras

La educación influye en el nivel de salario y renta

Por último, el informe señala que la educación superior no solo proporciona una mejor accesibilidad al empleo sino también una mayor probabilidad en la calidad y el retorno en términos de renta, no solo cuando se produce el acceso al mercado de trabajo, sino que -con carácter general- ese diferencial se va incrementado a lo largo de toda la vida laboral.

Además, la mayor formación proporciona un mayor nivel de renta global. Si se estructuran en deciles los niveles de renta, más del 50% de la población con educación superior se sitúa entre el séptimo y el décimo decil; es decir en el 30% de los mayores niveles de renta.

De igual modo, la formación superior protege contra los niveles de menor renta, pues solo el 13% de las personas con estudios universitarios se sitúa en el tercio más bajo de los niveles de renta.

La universidad proporciona un mayor nivel de renta global

La universidad facilita el acceso al mercado laboral y proporciona mayores salarios y rentas durante toda la vida activa. Además, protege contra las crisis y favorece la recuperación del empleo en caso de descalabro laboral.

Sin embargo, no todas las licenciaturas funcionan igual de bien. Hay carreras más enfocadas al mercado laboral real y otras menos, y eso se traducirá en una mayor o menor empleabilidad.

Por tanto, desde economiaparati.com te sugerimos que valores bien qué estudios realizar y en qué Comunidad Autónoma, si puedes elegir, pero que no lo dudes. Si el único problema es el financiero, en Cofidis disponen de las herramientas adecuadas para que la Universidad sea posible, como el préstamo personal de estudios.


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos