CONSEJOS PARA ALQUILAR UNA VIVIENDA

Consejos para alquilar una vivienda

EL BOOM DEL PRECIO DE LOS ALQUILERES HA PROVOCADO QUE MUCHOS PROPIETARIOS SE PLANTEEN ARRENDAR

En los últimos años han proliferado las páginas web de alquileres vacacionales, lo que -unido al repunte del alquiler tradicional ante las dificultades para adquirir vivienda (conseguir préstamos hipotecarios) ha provocado que los precios de los alquileres hayan subido de forma exponencial en algunas localidades.

De esta manera, muchos propietarios que tenían las viviendas vacías a la espera de tiempos mejores ven ahora la posibilidad de alquilar y obtener un rendimiento por sus activos inmobiliarios. El problema es que no todos los inquilinos son adecuados, por lo que arrendar una vivienda siempre supone un riesgo para el propietario.

En estas web que ofrecen alquileres vacacionales todo son facilidades y garantías de que alquilar a desconocidos es fácil y seguro, pero a todos nos han llegado casos de problemas más o menos severos para los propietarios, por lo que debemos valorar la idea de alquilar antes de tomar una decisión.

Encuentra al inquilino ideal

En estas web de origen sajón, todo es fácil porque en su cultura no cabe la picaresca de los países del Sur. Sin embargo, como latinos, sabemos que no todos los inquilinos son el ideal que pretendemos. Queremos alguien que cuide de la propiedad, que no caiga en retrasos o impagos y que cumpla las normas que hemos establecido. Y eso, en un inquilino que reside en nuestra casa unos pocos días, es complicado.

Por eso, uno de los primeros consejos que debemos valorar es el de contratar a un profesional que se encargue de los temas legales y económicos. En las web todo queda a nuestro libre albedrío y podemos pecar por exceso o por defecto en todas y cada una de las decisiones que tomemos, lo que nos puede costar tiempo y dinero. Por ejemplo, obviando el hecho de que Hacienda quiere su parte de nuestro 'pastel'. Los alquileres de 2ª vivienda ya están en su punto de mira.

Un profesional valorará nuestra oferta (el inmueble) y, a partir del mercado local, nos ayudará a encontrar el perfil adecuado para la vivienda (y puede que desaconseje el alquiler vacacional), lo que nos permitirá adaptarla a este cliente objetivo y alquilarla en un plazo más breve y a un precio conveniente para ambos.

Garantías para poder alquilar

Un profesional nos pondrá al día de las garantías que podemos exigir a un inquilino dentro de lo que el mercado considere razonable en ese momento (fianzas, avales, referencias, seguros de alquiler, etc.) pero también, y esto es muy importante, de la normativa en cada localidad. También te puede dar tranquilidad contratar un seguro de impago de alquiler, aunque tiene un precio.

De la mano de un profesional podemos establecer las normas que nos resulten más importantes para dormir tranquilos, pero también, sabiendo que no perdemos la posibilidad de alquilar por exigir cláusulas abusivas. La clave para arrendar una vivienda sin problemas es también procurar que el inquilino se sienta cómodo y protegido.

Es nuestra obligación escucharle para ser buenos propietarios. Cumplir con nuestra obligaciones es sólo lo mínimo, pues siempre pueden surgir situaciones no contempladas en el contrato. Además, hay que ser flexible y dialogante con peticiones que puedan llegar posteriormente, porque el inquilino puede proponer cambios para adaptar la vivienda a sus necesidades del tipo pequeñas obras, cambio de electrodomésticos, etc.


viviendaalquilerarrendamientoconsejosinquilino