CONSEJOS PARA CONTRATAR UN SEGURO DE SALUD

Seguro de salud

CONOCE SUS CARACTERÍSTICAS Y MIRA BIEN DÓNDE Y A QUIÉN PREGUNTAR ANTES DE CONTRATAR

Independientemente del motivo que te ha llevado a contratar un seguro de salud, es importante que valores entre toda la oferta de productos que tienes en el mercado, el que más se adecue a tus necesidades.

Afortunadamente para los usuarios, en España existen varias compañías que ofrecen seguros de salud, por lo que podemos comparar y llevarnos el más indicado para nosotros.

Para ahorrar dinero, podemos preguntar primero a nuestra compañía de seguros habitual si dispone de este producto. Si lo tiene, probablemente te saldrá mejor de precio que si lo contratas con otra aseguradora porque ya eres cliente.

No dejes tampoco de preguntar en tu empresa por si tienen algún acuerdo con una aseguradora para un servicio colectivo, o a tu banco o caja, por si su oferta tuviese algún tipo de promoción.

Modalidades del seguro médico

Seguro sin copago: Pagas la prima como lo acuerdes con la compañía y nada más. Cada vez que lo necesitas acudes a un especialista del cuadro médico (y sólo del cuadro médico) de la aseguradora en la tipología y provincia de residencia. Algunas compañías te cobran un euro por visita para que seas consciente de que todo tiene un coste y no vayas al médico sin verdadera necesidad.

Seguro con copagos: La cobertura del seguro médico es más limitada, por lo que fuera de los servicios más básicos de medicina general o enfermería recogidos en el cuadro médico, hay que pagar por la prestación recibida. Es más económico y puede resultar más interesante para personas que tienen el seguro más por prevención que por necesidad o que tienen un cuadro médico escaso en su provincia.

Seguro con reembolso: Es el más caro. Con este seguro el cuadro médico ya no es tan necesario porque el asegurado puede acudir a cualquier médico o clínica que quiera esté o no en el cuadro médico de la compañía. El usuario lo paga todo, pero la aseguradora se lo reembolsa dentro de unos límites establecidos. Es muy interesante para coberturas internacionales o enfermedades raras.

Otras características importantes

Para poder contratar un seguro de salud hay que demostrar no tener alguna enfermedad que requiera los servicios médicos de forma inmediata. Tener hábitos de vida saludable ayuda a pagar menos, aunque lo importante es no mentir, por si te pillan.

En cualquier caso, todos los seguros de salud tienen un periodo de cadencia con el que se cubren las espaldas en caso de que el asegurado precise de los servicios del seguro en las primeras semanas o meses. A medida que el cliente gana en antigüedad, la compañía va abriendo servicios en forma de autorizaciones.

De esta manera, las compañías se evitan que las personas se den de alta en los seguros de salud sólo cuando se les detecte una enfermedad y se den de baja cuando la superan. También es más rentable sacarte el seguro siendo más joven porque la subida progresiva de las cuotas será menor que si contratamos el seguro ya con cierta edad.


seguro salud aseguradora copago reembolso especialista cuadro médico