DIEZ RAZONES PARA CONTRATAR UN SEGURO MÉDICO

Cómo solicitar la devolución del IRPF por maternidad o paternidad

Como ocurre con todos los seguros voluntarios, a la hora de decidir su contratación uno de los aspectos que más pesan es su rentabilidad potencial o, lo que es lo mismo, si nos compensa o no tenerlo. 

Pero también es cierto que, en el caso de un seguro médico, para recibir ciertos tratamientos se exige una antigüedad (de en algunos casos hasta uno o dos años).

Es verdad que muchos de nosotros no visitamos al médico con asiduidad o nos apañamos con los servicios de la sanidad pública, pero eso conlleva que no estemos haciendo un seguimiento regular de nuestra salud y que solo acudamos a la sanidad si tenemos algún problema.

Es entonces cuando descubrimos las complicaciones para conseguir cita con el médico de medicina familiar, las listas de espera o, si es más grave, la saturación de las urgencias. Si sigues leyendo te contaremos algunas razones que quizás no contemplabas y que te pueden ayudar a plantearte la contratación de un seguro de este tipo.

Solo nos acordamos de los seguros médicos cuando los necesitamos

Diez principales razones para contratar un seguro médico

  1. Puedes elegir el médico por la especialidad que necesites sin pasar previamente por un profesional de la medicina general, lo que te permitirá ahorrar tiempo.

  2. Esto implica que puedes acudir al especialista, no solo para que te atienda, sino para que te mande las pruebas que considere necesarias y que éstas tarden menos.

  3. De esta manera, no dependes de un equipo para tu tratamiento, pues repites con el profesional que se haya ganado tu confianza, en el centro hospitalario o consulta donde ejerza.

  4. Por lo general, los horarios de atención al público son amplios, por lo que conseguir cita en el especialista o con el profesional que quieras o te hayan recomendado debería ser más fácil.

  5. Llegado el caso de la hospitalización, sabes dónde te van a tratar, porque te lo dice tu médico de confianza, y tendrás una habitación individual con cama supletoria para tu acompañante.

La atención médica es mucho más rápida y sin listas de espera

Aspectos adicionales…

  1. Dependiendo de dónde residas puedes disponer de varias clínicas u hospitales para emergencias que sean más ágiles o mejor atendidas, por lo que reducirás el tiempo de espera en casos de urgencias médicas.

  2. Si viajas, tu seguro puede viajar contigo, lo que resulta un alivio en países donde no hay sanidad universal (por ejemplo, que no tengan la tarjeta sanitaria europea) o en los que solo se atiende previo pago.

  3. Por lo general, la competencia entre las clínicas privadas incentiva que intenten tener los mejores profesionales y medios, por lo que algunos tratamientos innovadores o alternativos solo son posibles con seguros médicos o pagando.

  4. Los seguros de salud se adaptan a tus necesidades en cuanto a prestaciones y, por lo tanto, al precio que buscas. La mayor oferta de seguros que hay hoy es positiva para los usuarios porque aumenta el abanico de posibilidades en cuanto a precios y coberturas. Tanto es así que existen buscadores para este tipo de seguros.

  5. Los servicios son a la carta, y pueden ir desde la atención telefónica, a otros de alto valor como las técnicas láser para el tratamiento ocular, recogida y mantenimiento de sangre del cordón umbilical, balón intragástrico, etc.

Existen buscadores y comparadores de este tipo de seguros de médicos

La parte fiscal no es irrelevante

Aunque los gobiernos no quieren incentivar la medicina privada y por ello no incentivan su contratación, se benefician de que exista, pues la subcontratan para reducir las listas de espera en ciertas operaciones y se benefician de quienes la tienen, porque reducen la carga en la sanidad pública (urgencias, medicina ambulatoria, etc.) al tratarse en la privada.

Sin embargo, sí existe un efecto fiscal de los seguros de salud si los contrata una empresa o un empresario autónomo, tanto si son para el trabajador, como si son para sus familiares directos (cónyuge e hijos) y es una deducción de hasta 500 euros anuales en impuestos. Pero no existe si el que contrata el seguro es un particular.

Los beneficios fiscales de un seguro médico se obtienen a través del impuesto sobre la renta (IRPF) porque las primas son consideradas como gasto deducible en la declaración. En el caso de un seguro de empresa, que contrata la compañía para sus empleados y lo incluye en un bono social, la desgravación va a parar a la empresa en el Impuesto de Sociedades.

Puedes desgravarte las primas si eres autónomo o el seguro es de empresa

También tienen sus desventajas

En nuestro afán por hablarte de los seguros médicos privados, en economiaparati.com te recordamos también que entre sus desventajas se encuentra el hecho de que suponen un importante gasto mensual para una familia (la prima sube con la edad), que muchos servicios son de copago o de abono adicional a la prima y que no nos cubre si tenemos alguna enfermedad crónica o lo contratamos porque nos han detectado una enfermedad.

Por último, pero no por ello menos importante, las aseguradoras se guardan un periodo de carencia antes de darnos acceso a los servicios más caros. Por ejemplo, no te aceptarán hospitalizaciones o ciertas pruebas clínicas con menos de media docena de mensualidades abonadas.

El periodo de carencia y el copago son dos grandes barreras para contratarlos

Las ventajas de un seguro de salud no aparecen hasta que no precisamos de sus servicios, lo mismo que ocurre con cualquier otro seguro. Sin embargo, en este caso hablamos de salud y ciertas familias no pueden permitirse que la principal fuente de ingresos pierda horas o días de trabajo por pequeñas enfermedades.

Si sabes que en tu familia hay un pasado en ciertas enfermedades hereditarias o propensión a padecer alguna en concreto tampoco es mala idea invertir en este tipo de seguros.

Por último, ante la variada oferta con la que contamos en España, y valorando el cuadro médico que te ofrezcan en tu ciudad, echar un vistazo a un comparador no sería una mala idea para que valores la posibilidad de hacerte un seguro de salud o hacérselo a la principal fuente de ingresos de la familia.


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos