INVERTIR EN BOLSA PARA GANARSE LA VIDA: ¿BUENA O MALA IDEA?

Invertir en bolsa para ganarse la vida: ¿buena o mala idea?

La posibilidad de ganarnos la vida haciendo lo que más nos gusta es algo tremendamente atractivo, pero no siempre posible. En el caso concreto de invertir en bolsa como medio de vida hay muchos condicionantes que pueden dar al traste con nuestras ilusiones . Hoy te vamos a ayudar a valorar las opciones que tienes.

Las claves para poder vivir de tu capacidad como inversor pasan por tu habilidad para atraer capital. Solo con una cifra importante de dinero para operar podrás superar las barreras que suponen las comisiones o las retenciones fiscales.

Para ello es vital convencer a otras personas de que puedes ayudarles a ganar dinero. Tu formación, tu experiencia y tu buen nombre podrán abrirte puertas , pero eso lleva tiempo y exige paciencia. Es una carrera a largo plazo y no todos llegan hasta la meta.

¿Son tus objetivos realistas?

Cuando decides que una actividad determinada va a ser tu modo de vida, tienes que hacerte un plan de negocio. En él, debes calcular los beneficios potenciales de tu actividad, así como los gastos de ponerla en práctica.

Si quieres vivir de tus resultados como inversor necesitas hacer una estimación de tu beneficio neto objetivo y de los gastos que precisarás para alcanzarlo. Por ejemplo, para ganarme la vida preciso 2.000 euros brutos mensuales.

A partir de esa cifra ya puedes empezar a construir tu sueño. Suma todos los gastos de comisiones por operativa, impuestos y gastos generales de cualquier negocio (autónomos, IVA, etc.) y estudia bien cuánto necesitas ganar cada mes para poder alcanzar esa cifra.

Antes que nada, diseña tu plan de negocio y asegúrate de la viabilidad de tu proyecto.

Dinero llama a dinero.

Esta es una de las máximas de todo inversor. Cuanto mayor sea el capital que gestiones, mejores serán las condiciones que podrás obtener de los brokers y, por tanto, menores los gastos de operar en bolsa.

Además, con un capital más elevado es más fácil alcanzar el resultado neto positivo en una operación. No es lo mismo tener 1.000 euros que 10.000 euros en unas acciones que pagan un 5% de dividendo, porque en el primer caso te llevas 50 euros de beneficio bruto y, en el otro, 500 euros.

Cerrar una operación con una rentabilidad del 10% con una inversión de 1.000 euros te proporciona 100 euros brutos, pero son 1.000 euros con una inversión de 10.000 euros.

Se diversifica mejor el riesgo de las inversiones si dispones de mucho capital.

Nunca pongas todos los huevos en la misma cesta.

Por lógica, no debes invertir todo tu capital en una sola operación al 'todo o nada'. Una máxima de la inversión en bolsa es la diversificación del riesgo.

Si dispones de un capital elevado, puedes realizar varias operaciones al mismo tiempo, por lo que el riesgo se diluye y puedes compensar operaciones flojas con operaciones positivas. Del mismo modo, con una cartera importante puedes desarrollar operaciones que duren horas y operaciones que duren varios días, y generar así ingresos recurrentes.

Ítem más, si reúnes suficiente capital para invertir en bolsa, puedes construir una cartera de valores donde asumir riesgos en unos y guardarte las espaldas en otros.

Una máxima de la inversión en bolsa es la diversificación del riesgo.

¿Eres capaz de competir con los mejores?

En bolsa, tu beneficio es la pérdida de otro, así que para ganar un dinero que te permita vivir de tus inversiones tienes que ser mejor que muchos. Y eso no es fácil.

No se trata solo de tener la formación adecuada y de dedicarse por entero a esta actividad. Se trata de identificar operaciones que otros no han sabido ver y nadar contra corriente. Y nadas solo, mientras que otros representan a empresas con más medios y trabajando en equipo.

En bolsa, tu beneficio es la pérdida de otro, por lo que para ganar dinero tienes que ser mejor que muchos.

Hay otras opciones para vivir de la bolsa.

Para no ser demasiado negativos, te recordamos que existen otras opciones de vivir de la bolsa de una forma más tranquila. De hecho, muchos de los expertos que conoces las practican, porque también es bueno diversificar los ingresos.

Si es tu vocación, busca trabajo en una gestora. Harás lo que te gusta, pero con un sueldo fijo, y te beneficiarás, además, del acceso a la información que tienen estas empresas.

También puedes dar clases o conferencias a personas con menos experiencia que tu sobre cómo invertir en bolsa, escribir libros sobre esta temática o colaborar con medios de comunicación como experto en acciones.

Existen otras opciones para vivir de la bolsa más allá de la compra y venta de acciones.

Salta a por tus sueños, pero con los pies en el suelo.

Si quieres vivir de tu capacidad para invertir en bolsa lo tienes difícil, pero no es imposible. Piensa en la opción como en algo más grande que comprar y vender acciones. Aprovecha tus conocimientos para asesorar a otros menos expertos (clases, conferencias o libros), medios de comunicación o para entrar en una empresa del sector.

Cuando poseas la experiencia, la formación y la fama, podrás intentar volar solo. Mientras tanto, avanza de la mano de otros y aprende de tus errores. En bolsa, todos hablamos de nuestros éxitos, pero no porque seamos buenos invirtiendo, sino porque nos callamos los errores.

Así que sigue aprendiendo con la vista puesta en tu objetivo. En economiaparati.com seguiremos compartiéndote trucos y consejos para facilitarte la tarea.


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos