PROS Y CONTRAS DE LOS COMPARADORES DE SEGUROS

Comparadores de seguros

SUS LIMITACIONES LOS HACEN MENOS INTERESANTES DE LO QUE NOS INDICA LA PUBLICIDAD

Los comparadores de seguros son un servicio al que se ha dado mucho bombo en los últimos años, aprovechando la fuerte competencia del sector, sobre todo en el ramo de los coches. Este post sobre cómo utilizar un simulador de préstamo pude ser de tu interés.

Sus principales ventajas son la posibilidad de tener una comparativa de precios inmediata entre las opciones que existan para los productos más sencillos (vehículos por lo general) y la optimización del tiempo invertido en ello.

Según sea el comparador, también permite realizar un análisis de las diferentes propuestas y coberturas para valorar la más conveniente y analizar las necesidades reales, lo que permite prescindir de coberturas innecesarias.

Inconvenientes

Como suele ocurrir con este tipo de web, no hay sólo una y ninguna de ellas tiene realmente a todas las compañías, con lo que hay que consultar en varios comparadores para poder tener realmente una comparativa real de lo que ofrece el mercado.

Muchas veces el precio ofertado no es siempre el definitivo porque la compañía debe comprobar que los datos que aporta el cliente son reales, sobre todo los que hacen referencia al descuento que se aplica según el expediente de siniestros del cliente o su pasado financiero (morosidad).

Algunas compañías ofrecen la información a través de esos comparadores, pero no permiten la contratación online por lo que apuntábamos antes. Además, si no sabes bien lo que quieres, buscas o necesitas, las preguntas que te hagan para ofrecerte un seguro no obtendrán la respuesta correcta.

¿Y entonces?

Como instrumento consultivo, el beneficio de los comparadores de seguros es innegable, sobre todo para alcanzar una primera idea de lo que buscamos y de lo que podemos obtener. Si quieres saber cómo bajar el precio de tu seguro de hogar aquí te damos algunos consejos.

Lo que nos ofrezca no es siempre el precio definitivo y tampoco tiene por qué ser posible la contratación online en todos los casos, así que hay que aceptar sus limitaciones.

Al tratarse de una estandarización, cuanto más se salga la consulta de los parámetros habituales más complicado será lograr el resultado pretendido.

Conviene utilizar los comparadores sabiendo de sus limitaciones para poder valorar la exactitud de sus resultados. Son un buen instrumento de información pero hay que saber qué buscamos.


comparadoresseguroscompetencialimitaciones