RENTING DE VEHÍCULOS. ¿TE INTERESA?

Seguros para evitar disgustos financieros por nuestras mascotas

Seguro que no se te ha pasado por alto el hecho de que cada vez son más los fabricantes de automóvil que ofrecen una nueva fórmula para disfrutar de un coche nuevo. Hablamos del renting de vehículos, una modalidad hasta ahora más común para empresas y autónomos pero que en los últimos meses se está llevando con más frecuencia al terreno de los particulares.

Factores como poder cambiar de modelo cada cuatro o cinco años, revisiones mecánicas incluidas, seguro a todo riesgo o incluso cambios de neumáticos se han convertido en auténticos ganchos para convencer a los consumidores de esta nueva modalidad. Y realmente pueden ser propuestas muy interesantes pero, ¿realmente es algo beneficioso para alguien como tú? En este post vamos a intentar averiguarlo.

¿Cómo funciona el renting de vehículos para particulares?

Hay que tener claro que un renting, más allá de la modalidad de adquisición que supone, implica un cambio de mentalidad a la hora de disfrutar de un vehículo. No se trata de una compra, el vehículo no es de tu propiedad, por lo que si esto no acaba de encajar en tu modo de entender un bien como puede ser un coche, mejor que no te lo plantees. Ahora bien, si en esto eres flexible, puede ser que te interese.

Al fin y al cabo, y como tan acertadamente publicitan los fabricantes, los coches ahora no se compran, se disfrutan.

Y es que un renting no deja de ser un contrato de alquiler de vehículos a largo plazo en el que, acordando el pago de unas cuotas debidamente definidas y pactadas, el arrendatario utiliza un vehículo bajo ciertas condiciones y durante un tiempo determinado.

Para resumir, te destacamos a continuación los puntos más destacados de un renting:

- Disfrutar de un coche a cambio de unas cuotas mensuales te permite conducir un último modelo del mercado y, lo que es mejor, cambiarlo al cabo de tres, cuatro o cinco años.

- Puedes adecuar tu cuota mensual asumiendo un pago inicial que te permitirá disfrutar de una mensualidad más baja o bien, por el contrario, olvidarte de una entrada a cambio de una cuota más elevada.

- Olvidarte de las preocupaciones habituales de un coche en propiedad ya que la propia cuota incluye el seguro a todo riesgo, revisiones mecánicas de mantenimiento, posibles averías e incluso un cambio de neumáticos.

- Uno de los puntos quizás más atractivos y como hemos comentado antes, es el que vencido el plazo del contrato, el vehículo se devuelve y el usuario puede renovar su acuerdo con un coche más actual.

En qué debes fijarte a la hora de valorar un renting.

Si bien esta modalidad puede parecer muy atractiva, como en todo en esta vida, hay ciertos aspectos que debes tener muy en cuenta a la hora de valorar un renting. Los más importantes son estos:

- Límites de kilometraje. Todas las cuotas de renting están sujetas a un kilometraje anual del que no podrás excederte sin que afecte en tu cuota. Deberás calcular bien cuántos kilómetros haces al año para ver en qué quedaría tu cuota.

- En línea al punto anterior, fíjate bien en cuánto valora la empresa de renting cada kilómetro de exceso. Según cual sea el precio y tu exceso, la broma te puede dar alguna sorpresa.

- Acuerda bien qué tipo de revisiones mecánicas quedan incluidas y, sobre todo, qué tipo de averías cubre tu contrato. Es habitual que algún tipo de incidencia no quede contemplado por contrato.

- Neumáticos renovados por favor. Un factor tan importante como son los zapatos de tu coche debe estar bien definido. Controla cuántos cambios de neumáticos quedan incluidos en tu contrato.

- Taller oficial. Deberás tener en cuenta que todas las revisiones y reparaciones del coche deberán hacerse en taller oficial. Es la manera de que la empresa de renting pueda tener un control de kilómetros, averías y otros aspectos vinculados a tu contrato.

- Tipo de seguro. Por último, confirma también que el seguro a todo riesgo no implica ninguna franquicia y asegúrate de que no hay condiciones en el número de partes.

Entonces, ¿sale a cuenta un renting de vehículo?

En este punto deberás tener en cuenta mentalidad y estilo de vida. Si no eres de los que tiene el sentido de la propiedad bien arraigado y además eres un autónomo con un uso importante del coche, es una opción interesante. Ten en cuenta que como autónomo podrás deducirte una parte de las cuotas y del IVA . También te beneficiarás de que sea otro el propietario del coche y además tendrás bien controlado el gasto fijo mensual en tu transporte habitual de trabajo.

En el caso de que seas particular por cuenta ajena, los números quizá no salen tan bien. Es muy posible que la cuota que te interese tenga un kilometraje muy bajo anualmente y que realmente, tanto por trabajo como por ocio, necesites hacer unos cuantos kilómetros al año. Sin embargo, las ventajas de tener el coche en alquiler – al igual que la vivienda – están ahí.

Recuerda que el principal beneficio del renting el descanso mental que supone olvidarse del desgaste que sufre el coche o de si el modelo que elegiste cumple o no con tus expectativas, ya que lo vas a cambiar sí o sí en el plazo acordado.

Por otro lado, el precio de las cuotas varia con los servicios que contratamos (cuantos más servicios, mayor precio), aunque lo que sí hay que tener en cuenta es que siempre tendremos un coche nuevo y la financiación será más constante, sin los altibajos de las entradas al comprarlo o del kilometraje al venderlo.

En definitiva…

Un buen ejercicio es que hagas una comparación. Por un lado lista los gastos de la compra de un coche con una financiación a cinco años por ejemplo teniendo en cuenta revisiones, impuestos, posibles averías y neumáticos. Por otro, recoge algunas ofertas de renting que te garanticen prácticamente lo mismo que con tu compra y valora. Es muy posible que no te compense si no eres autónomo y si además no superas los 15000 kilómetros anuales.

En este punto, el mercado de financiación tradicional es muy amplio y puedes encontrar soluciones muy económicas que te despejen cualquier duda, tanto para coches nuevos como incluso para el mercado de segunda mano .

En cualquier caso, no hagas de tu economía algo difícil. En este blog queremos ayudarte en este sentido, ¿lo ves más claro?


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos