VIAJA DE MANERA SEGURA AL EXTRANJERO

Seguro de viaje

LOS ROBOS O LOS PROBLEMAS DE SALUD SON ASPECTOS MUY IMPORTANTES SI SALIMOS AL EXTERIOR

Uno de los primeros aspectos a valorar antes de viajar es inscribirse en el Registro de viajeros del Ministerio de Asuntos Exteriores. También es muy aconsejable comunicar los datos del viaje directamente a la embajada o consulado correspondiente y consultar las recomendaciones de viaje por países de ese mismo Ministerio.

Estas recomendaciones son solo un mero aviso o consejo, pero conviene valorar si el destino al que viajamos es totalmente seguro o no, y porqué. Hoy por hoy, ninguna región del mundo y ningún país están a salvo de posibles actos terroristas, y tampoco es inteligente “jugar con fuego” yendo a ciertos destinos.

Sobre la documentación es muy importante disponer de una copia de los documentos originales en la red para poder descargarlos desde cualquier dispositivo. Una cuenta en Dropbox o una copia en Gmail pueden funcionar, pero tampoco está de más guardar otra copia en una memoria USB: pasaporte, seguro de gastos médicos nacional y seguro de gastos médicos internacional, licencia de conducir, DNI, etc.

Aplicaciones como TravelSafe funcionan bien para conocer los números de emergencia en cualquier país del mundo.

La salud es muy importante

Desde un punto de vista médico, los principales consejos son una visita previa al doctor para evaluar nuestro estado de salud y asegurarnos de llevar un botiquín con lo imprescindible para nuestras patologías habituales o las que nos podemos encontrar en origen, así como actualizar el pasaporte de vacunaciones con las recomendaciones del centro de Sanidad Internacional más próximo (cada comunidad autónoma tiene el suyo).

Otros consejos son el de utilizar ropa cómoda, viajar en buena condición física o respetar los consejos locales (las señales que advierten sobre la caída de cocos no son una broma, por ejemplo). No alimentar animales salvajes, pelar o lavar siempre la fruta antes de comerla y evitar los hielos de dudosa procedencia ayudarán a evitar problemas típicos.

Y muy importante, hazte un buen seguro. La tarjeta sanitaria europea puede ser suficiente si se viaja por Europa, pero en el resto del mundo es imprescindible un seguro de viaje. Películas como “Lo imposible” te muestran a las claras las diferencias de tener un buen seguro a no tener nada. Y hay países donde sin dinero no hay servicios médicos de ningún tipo (y son muy caros).

Seguridad financiera

Desde el punto de vista de la seguridad, procura no parecer una víctima y mira de vez en cuando alrededor, no lleves la cartera nunca en el bolsillo de atrás e intenta no sacarla de donde la tengas si no estás en un lugar seguro. Un poco de calderilla a mano será suficiente para ir tirando sin llamar la atención.

Reparte tu dinero en varios sitios, cierra tu bolso o mochila todo el tiempo y no te separes de tus pertenencias. En el hotel, deja la llave puesta en la puerta cerrada, las maletas dentro del armario y los objetos más valiosos, en la caja de seguridad.

Un consejo muy importante es el de no utilizar la tarjeta de crédito o escribir contraseñas en un ciber café o un local con WiFi público. Servicios como Paypal pueden ser útiles en este sentido. Por último, nunca viajes con la tarjeta de crédito a tope. Cuanto más crédito tengas a tu disposición para cualquier imprevisto, mejor. En ese sentido, pide un crédito para pagarte el viaje y deja la tarjeta para financiar caprichos o como colchón financiero.


saludseguridadtarjetas de créditosegurospasaportevacunas