CINCO PREGUNTAS CLAVE PARA CONTRATAR UN PLAN DE PENSIONES

Nuevas ayudas para ahorrar dinero pese a la subida de la luz

Hay un par de factores muy importantes a la hora de elegir un plan de pensiones. El primero de ellos es que hay que poner dinero con decisión, pero con cabeza. Ni es razonable aportar tanto que nos cueste un esfuerzo excesivo, ni tan poco que lleguemos a la jubilación con 'cuatro perras'.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que se trata de una inversión a muy largo plazo y que el capital no se puede rescatar cuando queramos . Puede hacerse, pero solo en casos muy puntuales.

Es muy importante, entonces, entender las características de los planes de pensiones y tomarnos el tiempo necesario para elegir el producto que mejor se adecúe a nuestras necesidades.

También, debemos tener presente la posibilidad de traspasar el capital de un plan a otro cuando llegue el momento, pues no se trata de un producto de inversión que podamos gestionar de forma pasiva o sin estrategia dentro de nuestras finanzas personales o familiares.

Aquí tienes las cinco claves para planificar la mejor estrategia posible con el objetivo de alcanzar el ahorro que pretendes para tu jubilación. No te las pierdas.

Planificación y estrategia son las claves para elegir bien el plan de pensiones

¿Cómo sé si un plan me conviene?

El tipo de plan a elegir depende del perfil de riesgo de cada ahorrador, del tiempo que le falta hasta la jubilación y del capital que desea acumular para el final del periodo de ahorro.

Un ahorrador puede ser muy conservador, pero si empieza tarde o es extremadamente cauto con su plan, es posible que no alcance sus objetivos. Del mismo modo, un ahorrador puede tener un objetivo demasiado ambicioso o que le exige un riesgo tan elevado que no lo va a poder tolerar.

Por lo general, hay que pensar que cuanto más tiempo tenemos hasta la fecha de nuestra jubilación, más riesgo podemos asumir, y al revés.

Los expertos recomiendan aprovechar la posibilidad de cambiar de plan de pensiones para empezar el ahorro por uno de mayor riesgo (que tenga una mayor proporción del capital invertido en bolsa) para terminar con uno del mínimo riesgo; esto es, un plan de pensiones que invierta todo su capital en activos sin riesgo (deuda).

Tenemos que adecuar el plan a nuestro perfil de riesgo y edad

¿Cómo realizar las aportaciones?

Con planificación. No conviene dejarlo todo para el último mes del año, aunque la publicidad se centre en ese último trimestre. Es mucho mejor realizar pequeñas aportaciones periódicas a lo largo del año que una de mayor importe en diciembre.

¿El motivo? Si el plan termina el mes de diciembre con descensos nuestra aportación anual no será tan efectiva. Si aportamos a lo largo de todo el año, disminuimos el riesgo de que invirtamos en un mal momento.

Por otro, si concentramos la aportación en un mes concreto, al tratarse de un esfuerzo mayor, corremos también el riesgo de dudar a última hora o, incluso, si nos llega un pago inesperado, de recortar la aportación prevista al plan de todo ese año.

Es mejor aportar un poco cada mes que mucho en el mes de diciembre

¿Cada cuánto debo revisar la inversión?

La cartera de planes, de inversiones o el plan de pensiones debe revisarse al menos una vez al año para realizar el seguimiento de los objetivos propuestos; o cada vez que entendamos que ha cambiado nuestra situación personal.

Por ejemplo, un ingreso inesperado puede ser una aportación extra al plan que nos permita menos riesgo total, o que nos haga plantearnos aumentar el capital final objetivo.

Por otro lado, un revés en la salud puede obligarnos a incrementar el objetivo final y de esa manera, obligarnos también a asumir más riesgo.

Conviene revisar la estrategia de inversión que seguimos una vez al año

¿Qué beneficios fiscales tengo con un plan de pensiones?

El capital que aportemos al plan de pensiones durante el año reduce la base imponible de nuestra declaración de impuestos anual hasta un máximo de 8.000 euros o del 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas.

Si todavía estamos pagando hipoteca, entre la pensión y la hipoteca podemos alcanzar esos topes y perder parte de la ventaja fiscal.

Para evitar errores, conviene calcular la aportación máxima de cada año sumando el pago obligatorio que haremos a la hipoteca y el resto, hasta los 8.000 euros, lo podremos aportar al plan para maximizar los beneficios fiscales.

Cuidado si estamos pagando hipoteca, porque con las aportaciones al plan podemos perder parte de la ventaja fiscal

¿Qué comisiones tienen los planes y cuándo se pagan?

Es muy importante saber cuándo y cuánto se paga por aportar dinero a un plan de pensiones porque lo que se va en comisiones no se ahorra. El máximo que te pueden cobrar por gestionar tu plan es un 1,5% del patrimonio y una comisión de depósito del 0,25% como mucho.

El ahorro para la jubilación debe ser parte de una estrategia total bien planificada en la que debemos conocer bien el producto y plantearnos un objetivo razonable en el tiempo que tenemos hasta la fecha de nuestra jubilación.

Recuerda que en economiaparati.es intentamos explicarte las claves del mundo financiero para que puedas tomar tus propias decisiones, pero con más seguridad. Si te ha gustado este post no dejes de recomendarnos.