MINI CRÉDITOS: UNA SOLUCIÓN RÁPIDA PARA UN PROBLEMA PUNTUAL

Mini créditos: Una solución rápida para un problema puntual

Los mini créditos son préstamos personales para solucionar descubiertos de pequeños importes que necesitan una solución rápida. Son la alternativa a un adelanto de la paga o a pedir ese dinero a algún familiar o amigo y, una de sus principales ventajas, es que nadie tiene por qué saber que has sufrido algún tipo de imprevisto.

Desde economiaparati.com siempre hemos apostado por un fondo de emergencia para paliar este tipo de situaciones, pero entendemos que puedas preferir este tipo de soluciones rápidas si no dispones de esa reserva o prefieres no tocarla. Al fin y al cabo, a todos nos ha venido alguna multa en un mal momento y, por supuesto, de forma inesperada.

Por eso vamos a explicarte cómo operar con estos micro préstamos o mini créditos. Si sigues leyendo entenderás cómo funcionan y sus características principales, así como sus ventajas e inconvenientes. Con esta información, podrás tomar la decisión que mejor se adapte a tus necesidades cuando llegue la ocasión.

Siempre es mejor tener un fondo de emergencia para cubrir imprevistos

Rapidez y anonimato, claves de los mini créditos

Los mini créditos son productos de financiación del tipo préstamos personales y responden a la necesidad de cubrir un importe pequeño, pero de forma inmediata. Además, ofrecen un aspecto que los hace muy atractivos, como es el anonimato.

Con esto, no nos referimos a que no te exijan tus datos personales para contratarlos, sino a que nadie de tu entorno tiene por qué saber que has tenido un descuido en tus finanzas. Gracias a estos productos, tu imprevisto pasará inadvertido para tus familiares y amigos, que serían tu primera opción para tapar ese agujero.

Así, la principal ventaja de los mini créditos es la que ellos mismos anuncian: su inmediatez, pues puedes disponer del dinero en menos de quince minutos gracias a que se trata de una petición online. Lógicamente, si recurres a ellos con cierta reiteración en la misma firma , tienen tus datos y -no solo es más rápido- sino que te pueden ofrecer un importe mayor o un plazo de devolución más amplio (o quizás también otros productos parecidos).

El importe máximo de este tipo de créditos es de 300 euros; el plazo de devolución, de un mes, y el reembolso se realiza en un único pago (capital más intereses). Te interesará saber también que la oferta comercial habitual es la de un primer mini crédito gratuito (sin intereses) siempre y cuando la devolución se realice en el plazo acordado.

Con ellos tienes hasta 300 euros en solo quince minutos

Piensa bien si necesitas o no un mini crédito

Hay varios aspectos que debes sopesar antes de solicitar un préstamo de este tipo. En primer lugar, debes estar seguro de que vas a poder reembolsar el dinero en el plazo acordado sin problemas. Para ello, es vital que entiendas y valores el tiempo del que dispones para devolverlo y el interés que vas a pagar por el préstamo.

Si tienes problemas para cumplir con lo pactado , nunca pidas otro crédito. Negocia con la empresa que te concedió el primero un plazo de reembolso mayor y procura no volver a cometer un error de planificación de ese tipo. En finanzas, un clavo nunca saca otro clavo.

Además, valora si se trata o no de un gasto puntual y aislado y no lo estás solicitando de manera regular o para gastos recurrentes que podrías financiar de otra manera más planificada. Por último, piensa si, en realidad se trata de un imprevisto que requiere una respuesta urgente o si puedes aplazarlo para días mejores.

Valora bien si vas a poder cumplir con el plazo de reembolso

Cómo solicitar y reembolsar un mini crédito

Para poder tramitar uno de estos créditos solo tendrás que elegir la cantidad que precisas y el plazo de reembolso. Después deberás rellenar el formulario y enviar la documentación. Todo online. En cuanto aprueben tu solicitud, recibirás el dinero en menos de quince minutos.

Para que aprueben tu petición, no precisas de nómina y, según con quien pruebes, pueden aceptar tu solicitud incluso si estás en Asnef. A cambio, debes ser mayor de edad, disponer de ingresos demostrables y ser residente en España de forma permanente (DNI o NIE). También te pueden pedir un extracto bancario para comprobar tus ingresos y gastos regulares.

Llegado el momento del reembolso, los mini créditos se devuelven en un pago único que incluye el capital prestado y los intereses mediante un pago en efectivo en el banco en el que el prestamista tiene su cuenta, una transferencia bancaria o con tarjeta a través de Internet, como cuando realizas una compra.

Debes ser mayor de edad, disponer de ingresos y ser residente en España

Como cualquier otro préstamo, debes entender bien cómo funciona el mini crédito y valorar si realmente es la mejor solución a una falta de liquidez puntual. Si es así, en un plazo muy corto podrás acceder a una pequeña vía de financiación para un importe reducido, de forma confidencial y para devolver en un plazo igualmente breve.

Para evitar cualquier tipo de descubierto en tus finanzas personales, desde economiaparati.com te recomendamos que tengas un fondo de reserva, que te permitirá evitarte los intereses de cualquier préstamo financiero o la vergüenza de pedir una ayuda económica a un familiar o amigo.

No obstante, en una economía personal o familiar sana, también hay sitio para un mini crédito, siempre y cuando sepas cómo funciona y lo valores como la mejor opción a una falta de liquidez puntual en un momento determinado.


actualidad económicaeconomía domésticaahorroahorrarfinanzasfinanciaciónconsejos financierosconsejos