PARA LA JUBILACIÓN, ¿ES MEJOR UN PLAN DE PENSIONES O UN PLAN DE PREVISIÓN ASEGURADO?

Para la jubilación, ¿es mejor un plan de pensiones o un plan de previsión asegurado?

Cuando piensas en un instrumento de ahorro a largo plazo con vistas a la jubilación la primera idea que te viene a la cabeza es un plan de pensiones. Sin embargo, las aseguradoras comercializan un producto similar que se denomina plan de previsión asegurado o PPA que se parece mucho a los planes de pensiones tradicionales.

Las diferencias entre ambas son pocas a grandes rasgos, pero encontrarás que hay matices que las distinguen y que pueden ayudarte a decidir. La primera es si te da igual que la entidad comercializadora sea una entidad financiera o una aseguradora, porque según donde consultes, te ofrecerán un producto u otro.

De todas formas, la parte más importante de un instrumento de ahorro a largo plazo como son los dos que hoy te proponemos es la fiscalidad. Los gobiernos suelen bonificar el ahorro de este tipo con una fiscalidad favorable que los incentive. Y en ambos casos es igual. Sigue leyendo y ahora te lo contamos

La fiscalidad y la imposibilidad de recuperar el capital antes de tiempo es igual para las dos opciones.

Fiscalidad e inflexibilidad para recuperar el capital invertido, aspectos comunes

Decíamos que la fiscalidad es igual de favorable en ambos productos. Las aportaciones que realices en cualquier de ellos reducen la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). O, lo que es lo mismo, pagas menos impuestos por ahorrar con ellos.

La salvedad es que hay un máximo que te puedes desgravar (9.000 euros anuales). Lógicamente, no vas a invertir en un plan o un PPA 9.000 euros al año, pero conviene que valores si con otros productos ya estás desgravando, como por ejemplo, con la hipoteca.

Si estás pagando hipoteca, es más fácil que alcances ese tope de los 9.000 euros (18.000 euros si sois dos los titulares del préstamo hipotecario) por lo que el beneficio fiscal de invertir en un plan o PPA se reduce y lo mejor sería buscar otro tipo de opciones.

El dinero que inviertes un cualquiera de ellos no lo puedes recuperar hasta la jubilación

¿Puedo retirar mi capital cuando lo necesite?

Por otro lado, siempre es conveniente recordar que el capital que entra en un plan de pensiones o en un PPA ya no puede salir hasta la jubilación. Hay opciones de recuperarlo en situaciones muy concretas y particulares (fallecimiento, desempleo de larga duración, incapacidad laboral permanente, gran invalidez, enfermedad grave o dependencia severa) pero es mejor que te mentalices de que ese dinero ahorrado no lo puedes tocar.

Como contrapartida a esta inflexibilidad, la ley te permite traspasar los derechos económicos de un plan de pensiones (capital y beneficios) a un plan de previsión asegurado, y viceversa, sin penalización ni comisiones por ello.

Por último, puedes tener varios planes de pensiones y varios PPA para diversificar tu cartera con distintas estrategias de inversión. No son incompatibles entre sí.

Puedes cambiar de uno a otro cuando quieras, según te interese.

Diferencias entre planes de pensiones y de previsión asegurada

Entre los aspectos que los diferencian destaca el de la rentabilidad. Los PPAs ofrecen una rentabilidad fija garantizada, mientras que los planes de pensiones son productos que no pueden asegurar el retorno de la inversión. Puedes elegir uno más defensivo, como los de renta fija, pero no te garantizan un resultado positivo anual.

Por otro lado, la rentabilidad de los PPA, al estar garantizada, es menor (por lo general) que la de los planes de pensiones, sobre todo porque su prioridad es salvaguardar el capital (no perder) lo que los convierte en productos de riesgo cero.

Decíamos al principio que los planes de pensiones los comercializan entidades financieras y los planes de previsión, aseguradoras. Pues bien, desde un punto de vista legal, los planes son instrumentos de ahorro y tienen la forma jurídica de un contrato, mientras que los PPA son seguros de vida-ahorro.

¿Y eso qué implica? Si tienes un PPA, en caso de fallecimiento tus beneficiarios reciben el dinero acumulado por ti más un pequeño capital adicional, lo que resulta muy interesante si tienes personas dependientes en la familia, porque puedes hacer que sean beneficiarias del PPA/seguro de ahorro.

Si tienes un plan de pensiones y te ocurre algo, todo tu dinero acumulado -y solo tu dinero acumulado- pasa a la herencia y se reparte entre los herederos.

El PPA prioriza la seguridad ante la rentabilidad por lo que resulta menos atractivo, aunque su ventaja es más visible en caso de fallecimiento del titular

Los expertos recomiendan arriesgar en las inversiones cuando el plazo es largo y reducirlas a medida que el tiempo se reduce. De esta manera, podrías invertir en planes de pensiones de estrategias de mayor riesgo al principio y pasarte a un PPA cuando te quede menos tiempo para jubilarte.

Otro aspecto muy relevante es que, como en estos momentos los tipos de interés son muy bajos, puede ser más interesante un plan de pensiones que te ofrezca una mayor rentabilidad a largo plazo y pasar tu dinero a un PPA dentro de unos años cuando suban las rentabilidades.

En cualquier caso, lo mejor es que valores por ti mismo las circunstancias personales (edad, hipoteca, etc.) y decidas la mejor opción con estas pautas que te hemos dado. Como siempre, seguiremos proporcionándote toda la información para que tomes las mejores decisiones financieras.