¿PUEDO CONSEGUIR UNA HIPOTECA POR MÁS DEL 80% DEL PRECIO DE LA VIVIENDA?

Casa con piezas de madera

EL CALOR PUEDE DISPARAR NUESTRO CONSUMO DE ENERGÍA EN EL HOGAR DURANTE EL ESTÍO

Para evitar las consecuencias de una burbuja crediticia, las entidades financieras españolas decidieron limitar el porcentaje que concedían a los clientes para nuevas hipotecas y lo limitaron a un máximo del 80% del precio de compra o del valor de tasación del inmueble.

Además, los bancos y cajas exigían al comprador que fuera capaz de aportar ese 20% del precio con fondos propios y le obligaban a que asumiera los gastos asociados a la operación, según las nuevas normativas. Por supuesto, los impuestos también eran por cuenta del comprador.

En total, gastos e impuestos elevaban la compra entre un 10% y el 15% del importe final y la entidad prestataria no los incluía en el préstamo hipotecario.

El mercado solicitaba más

La cuestión importante era que los españoles solicitaban un importe mayor en los préstamos hipotecarios. Los jóvenes que querían adquirir una vivienda no llevaban, por lógica, mucho tiempo en el mundo laboral y carecían de una hucha semejante. No en vano, las pocas hipotecas concedidas los últimos años, a pesar de cubrir menos importe -o quizás por eso-, seguían superando en muchos casos los veinte años.

Además, las nuevas hipotecas soportaban intereses más altos pese a los tipos más bajos por el mayor diferencial que se les aplicaba, y asumían el riesgo de unos tipos de interés que -desde esos niveles mínimos- solo podían ir al alza.

Si a eso añadimos la necesidad de las entidades financieras de deshacerse de viviendas para reducir su riesgo inmobiliario, podemos suponer que se abrieron puertas para casos especiales en los que hipotecas de más del 80% del precio del inmueble ya no eran de “alto riesgo” para algunas entidades.

¿Cómo conseguir más del 80%?

Como suele ocurrir en estos casos, cuanto más atractiva hagas la operación para la entidad financiera, más oportunidades tendrás de conseguirla. Una de las opciones es que la prestataria aumente el número e importe de las vinculaciones de los hipotecados.

También puede ayudar a conseguir el dinero necesario el empleo de los hipotecados, pues cuanto más seguro sea este (funcionarios), más opciones de que el banco no vea la operación de riesgo elevado, o bien si la vivienda pertenece a la entidad y le conviene facilitar la compra por parte del cliente.

Si se avala la hipoteca con activos que resulten interesantes para la entidad financiera, se pueden obtener préstamos pignoraticios, o préstamos normales con una vivienda ya pagada como aval adicional de la nueva.

Por último, se puede completar el importe que falte para el 100% de la hipoteca con un préstamo personal a pesar de que obliga a unos intereses más altos y a un plazo de devolución más bajo.


hipotecapréstamoviviendaporcentajecondiciones100%