¿QUÉ ES EL EURIBOR? ¿QUÉ SIGNIFICA QUE EL EURIBOR ESTÉ EN NEGATIVO?

Euribor

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE UN EURIBOR EN NEGATIVO PARA AHORRADORES E HIPOTECADOS

Euribor es un acrónimo sajón (en inglés) que podemos traducir como el índice que marca el precio al que están dispuestas a prestarse dinero las entidades financieras europeas entre sí. Para los menos técnicos, el Euribor es el índice de referencia para los préstamos personales e hipotecarios.

En condiciones de mercado o económicas normales, el Euribor fluctúa entre medio punto y un cuarto de punto por encima del precio oficial del dinero que decide el Banco Central Europeo (BCE). Hoy, como los tipos de interés oficiales son tan bajos (cero) y el BCE ha implantado políticas monetarias que desaniman el préstamo de dinero entre los bancos, el Euribor está en negativo.

Por tanto, si en nuestra hipoteca la cuota mensual proviene de la suma del Euribor a doce meses más un diferencial (porcentaje) que nos aplica el banco, con un Euribor negativo, nuestro pago mensual es muy bajo.

¿Qué consecuencias tiene para los bancos?

Las entidades financieras viven de tomar dinero de los ahorradores (cuentas remuneradas, depósitos, etc.) y dejárselo a otros (préstamos y créditos). Si el precio que pagan por el dinero es bajo y el que pueden cobrar, también, su negocio pierde margen de beneficio (rentabilidad) por lo que suelen buscar ingresos por otro lado (subir comisiones).

Por otro lado, para evitar que el Euribor merme el diferencial que consiguen de cada préstamo, las nuevas hipotecas sufren un diferencial mucho mayor que el que ofrecían antes de la crisis, con lo que no es buen momento para pedir un préstamo.

Más a largo plazo, y como la situación se ha vuelto negativa para los bancos y cajas europeos, se ha pactado la creación de un nuevo Euribor llamado Euribor plus que -supuestamente- sería más realista en su reflejo de la situación real del mercado y se asemejaría en su metodología a otro ya implantado (Eonia) pero que casi no se utiliza. Vamos, un cambio de reglas.

¿Y para los ahorradores y deudores?

A los ahorradores la caída del Euribor les afecta en la contratación de nuevas hipotecas con peores condiciones (diferenciales más altos) y en la menor remuneración que reciben por parte de los bancos y cajas por el dinero que depositan en ellos.

Así, la caída del Euribor obliga a asumir más riesgo en los productos en los que ahorramos ahora para obtener la rentabilidad que antes lográbamos sin apenas riesgo (depósitos bancarios).

Por el lado positivo, la caída del indicador reduce los pagos de las hipotecas ya contratadas (deudores), pero se trata de una alegría efímera porque ya no puede caer mucho más y, por lo tanto, no hay forma de que el Euribor alcance el nivel del diferencial que nos puso el banco.

De igual manera, los créditos están más interesantes porque no están asociados al Euribor al ser productos de más corta duración y sí lo están a los tipos de interés oficiales.


euribor dinero negativo ahorradores bancos diferencial precio préstamo hipotecas entidades financieras mercado