SIMULADOR DE CRÉDITOS AL INSTANTE: LO QUIERO, LO TENGO (Y CON TOTAL CONFIDENCIALIDAD)

Simulador de créditos al instante: lo quiero, lo tengo (y con total confidencialidad)

Gracias a Internet, los usuarios pueden valorar de forma inmediata y confidencial las condiciones, importes y comisiones que soportarían si decidieran solicitar un crédito rápido. Basta con entrar a una página web que tenga un buen simulador de créditos al instante. Si sigues leyendo, te contaremos cómo funcionan, sus ventajas y sus principales inconvenientes.

Como ninguno somos ajenos a los imprevistos financieros o al atractivo de una compra impulsiva, en más de una ocasión nos habremos visto en la necesidad de solicitar un crédito. Y al tratarse de una necesidad urgente, necesitamos una respuesta urgente.

Sin embargo, como la decisión todavía no está tomada, lo que verdaderamente nos urge es saber si nos podemos permitir ese crédito al instante que nos abra las puertas al capricho o nos quite ese peso de encima ya.

Y no menos importante, no queremos que nadie sepa que andamos estudiando esa posibilidad. A nadie le importa cómo financias tus caprichos o tapas tus imprevistos financieros; hay ciertas cosas en esta vida que prefieres hacer de forma confidencial, como todos. Por eso, un crédito al instante debe ser ágil, rápido y confidencial.

Un crédito al instante debe ser ágil, rápido y confidencial.

Ventajas de los créditos rápidos

El principal punto a favor de un crédito rápido es la velocidad con que recibimos el dinero una vez que lo hemos solicitado. Sin embargo, lo más importante es la posibilidad de descubrir con el simulador todos los aspectos que resultan imprescindibles antes de tomar la decisión. Y por supuesto, la facilidad de la solicitud, pues todo es online.

No obstante, hay una serie de ventajas que debes tener muy presentes cuando hagas tu propio estudio de viabilidad en el simulador de créditos al instante. Son estas:

1. Se trata de operaciones financieras que no exigen aval o avalista porque son créditos sin garantía y de importes relativamente pequeños (hasta 6.000 euros).

2. Las entidades prestatarias tampoco te exigen contraprestaciones como podrían ser la contratación de otros productos.

3. Como puedes ver en el simulador, te permiten elegir el número de cuotas para la devolución y, por tanto, el importe de las mismas.

4. Es una operación confidencial, ya que el fin que des al crédito es indiferente.

5. Es un producto válido para particulares y para empresas.

6. La burocracia se reduce al mínimo imprescindible.

7. No hay gastos ni comisiones adicionales como en otro tipo de productos (de estudio, mantenimiento, apertura o cancelación total o parcial).

El simulador te permite valorar la operación antes de solicitarla.

Desventajas de estos productos

La principal desventaja de un simulador de créditos al instante es que deja la decisión en tus manos, por lo que debes valorar también la parte más negativa de la operación . Si aceptas la oferta de crédito es porque estás de acuerdo con las condiciones y has entendido que asumes un compromiso con la entidad para devolver ese capital en el plazo acordado.

La parte menos agradable de un crédito al instante se desglosa en estos cuatro puntos:

1. Para que te presten un capital durante un periodo corto de tiempo debes solicitar un importe pequeño. Para cifras mayores de 4.000 euros, tienes que valorar otro tipo de opciones.

2. Tanto es así, que para importes más elevados es muy posible que sí te pidan avales como garantía de la devolución.

3. Necesitas tener una nómina o demostrar ingresos recurrentes para obtener el dinero. Si estás en la lista de morosos, no te lo darán.

4. El tipo de interés es elevado. No es lo más importante si te ves en la necesidad, pero sí debes valorarlo detenidamente si se trata de un capricho.

La decisión de solicitar el crédito es completamente tuya.

Cómo funciona un simulador de créditos al instante

Una vez que estás en la página de una firma que te ofrezca un buen simulador de créditos al instante escribe el importe que necesitas o deseas y luego, el plazo de tiempo en meses en el que valoras poder devolver el dinero. Nuestro consejo es que, ante la duda, reduzcas el importe a pagar cada mes para evitar sorpresas desagradables.

Una vez que te sientas cómodo con el número de plazos y con el importe que vas a pagar, en cada uno de ellos, solo tienes que rellenar el formulario o dejar un teléfono para que te llamen. De esta manera, nadie sabrá que has llamado para preguntar por este asunto.

En cualquier caso, a partir de ese momento la empresa realiza el estudio de viabilidad del crédito y, en caso de ser aceptado, se te solicitará la documentación necesaria (básicamente DNI/ NIE y última nómina) y tendrás el dinero en un plazo máximo de 48 horas en tu cuenta bancaria.

Tu problema financiero desaparecerá en cuestión de horas.

Los simuladores de créditos al instante son la herramienta perfecta para que puedas valorar si te interesa o no solicitar un dinero prestado de forma urgente. Estas herramientas responden a tus principales dudas de forma inmediata y son la llave para que puedas tomar la decisión que mejor se ajuste a tus necesidades.

Su único ‘pero’ es que no toman la decisión final por ti. Sin embargo, con las pautas que te hemos dado ya conoces los compromisos que asumes si solicitas un crédito al instante. De esta manera, podrás desestimar un capricho que te suponga un esfuerzo innecesario o solucionar de un plumazo un revés financiero.

¿Tienes alguna duda más sobre este tema? Seguiremos profundizando en futuros artículos, aunque encontrarás más información en las referencias que te hemos ido indicando en el texto. Esperamos que con nuestra ayuda, sigas tomando las mejores decisiones financieras ahora y siempre.